Más de 40.000 murcianos faltan al trabajo cada día y cerca de 6.700 ni siquiera presentan una baja médica para justificar su ausencia. La tasa de absentismo de los trabajadores de la Región se sitúa en el 6,3%, siete décimas por encima de la media nacional, según el Informe Trimestral sobre el Absentismo Laboral de Randstad Research. Los establecimientos de juegos y apuestas y la sanidad son las actividades que registran la mayor tasa de ausencias en toda España, con un 9,3%.

La cifra de profesionales que faltaron a sus trabajos en la Región entre los meses de octubre y diciembre supone el 3,5% del total del país.

Esta proporción resulta superior a la que correspondería a Murcia de acuerdo con las cifras que alcanza su población ocupada. En el tercer trimestre del año la Región ha alcanzado casi las 660.000 personas con empleo.

El informe, que ha tenido en cuenta cifras procedentes de la Encuesta Trimestral de Costes Laborales del Instituto Nacional de Estadística (INE), sitúa a Murcia entre las comunidades con mayor absentismo laboral. Solo el País Vasco (7,3%), Galicia (6,5%) y Canarias (6,4%) superan la tasa regional, que se sitúa en el 6,3%.

A continuación aparecen Cantabria (6,2%), Asturias (6,1%), Castilla y León, Navarra (ambas con el 5,9%), Catalunya (5,7%), Andalucía y Aragón (las dos con 5,6%).

De los 40.300 trabajadores que dejaron de acudir a su trabajo cada día en el último trimestre del año, 32.681 aportaron una baja médica y 7.690 se ausentaron sin causa justificada.

Reducción en España

En toda España el absentismo laboral se ha reducido por segundo trimestre consecutivo, aunque cerca de 900.000 trabajadores con baja siguen faltando a diario

Implica la pérdida del 5,6% del total de las horas pactadas, una décima menos que el trimestre anterior.

La industria es el sector registra un mayor absentismo, con una tasa general del 6%. A continuación se sitúa el sector servicios, con un porcentaje del 5,6%. Por su parte, la construcción es la actividad en la que menos absentismo se produce, un 4,3%.

Los sectores concretos de actividad que han registrado menores tasas de absentismo durante el tercer trimestre de 2022 han sido industria del cuero y del calzado (3,9%), educación, servicios técnicos de arquitectura e ingeniería, ensayos y análisis técnicos (ambos con el 3,7%), venta y reparación de vehículos de motor y motocicletas (3,6%) y actividades jurídicas y de contabilidad (3,4%).

Por otro lado, los mayores porcentajes de absentismo tuvieron lugar en actividades de juegos de azar y apuestas (9,6%), actividades sanitarias (9,3%), asistencia en establecimientos residenciales (9,2%), servicios sociales sin alojamiento (8,8%), servicios a edificios y actividades de jardinería (8,5%).

El absentismo laboral alcanzó el mayor incremento en la Región a finales de 2021 y principios de 2022, cuando la expansión de los contagios de la covid registró unas proporciones desconocidas y se multiplicó el número de trabajadores que dejaron de acudir a su trabajo cada día. La variante ómicrom, que resultó especialmente contagiosa, registró la mayor incidencia en el mes de enero del pasado año.

Las dificultades para gestionar las bajas laborales en aquel momento llevaron a la Administración a establecer un sistema telemático de expedición, dado que era imposible que pasaran por las consultas de los médicos los miles de trabajadores.