La Opinión de Murcia

La Opinión de Murcia

Medio ambiente

Ecologistas denuncia el inicio de obras "sin autorización" de la planta solar de Puerto Lumbreras

La organización reclama al Ministerio y el Ayuntamiento que actúe contra la promotora del parque fotovoltaico, que defiende que solo se han llevado a cabo estudios del suelo que no necesitan permisos

Ecologistas denuncia el inicio de obras «sin autorización» de la planta solar de Puerto Lumbreras alberto sánchez

La polémica planta solar de Puerto Lumbreras vuelve a ser objeto de conflicto. La organización Ecologistas en Acción presentó ayer una denuncia administrativa ante el Ministerio para la Transición Ecológica, la Consejería de Medio Ambiente y el Ayuntamiento de Puerto Lumbreras alegando que la promotora del proyecto, la empresa Desarrollos Fotovoltaicos Carril 400, ha comenzado las obras del huerto fotovoltaico sin las autorizaciones pendientes de concederse. En concreto, señalan que el Ministerio todavía no ha aprobado de forma definitiva el proyecto aunque tuviera el visto bueno la declaración de impacto ambiental, a lo que se suma la falta de licencia de obras municipal.

Tanto Ecologistas como los regantes del Puerto Lumbreras, que también han protestado por estos primeros pasos del proyecto, señalan que se ha llevado a cabo la instalación de unos postes metálicos en algunas parcelas ubicadas dentro del perímetro de las 561,5 hectáreas que ocupará la planta solar, así como el acopio de materiales en una de las fincas adquiridas por la compañía, que pertenece al grupo empresarial austríaco RP Global.

Estudios geotécnicos

Consultados por esta redacción, la promotora del proyecto ‘Carril Solar’ en Puerto Lumbreras señala que se han llevado a cabo estudios geotécnicos en algunas de las parcelas compradas o alquiladas por la mercantil, «pero no se han iniciado las obras». En concreto, estos estudios pretenden medir con los postes metálicos «la capacidad portante del suelo» en los puntos donde se instalarán las placas solares, unos trabajos que «no necesitan autorización» de la administración, defiende Carril Solar, que retirará dichos postes cuando finalice su análisis.

Sin embargo, Ecologistas ve en estas actuaciones un incumplimiento de la norma estatal sobre instalaciones de energía eléctrica al realizar «unas obras preparatorias para acondicionar la zona de las futuras instalaciones», además de «almacenar equipos» sin tener el visto bueno definitivo. Alegan también que se ha empleado maquinaria para ello, un punto que también obligaría, según la organización, a tener permisos previos.

La empresa pretende instalar una planta de 400 megavatios de potencia en un área muy amplia que abarca en gran parte terreno de regadío, de ahí el enfrentamiento con los regantes del municipio. Ecologistas en Acción ya ha anunciado que presentará un recurso contencioso-administrativo contra la autorización de las obras «por el elevado impacto sobre el territorio, espacios naturales, fauna como la tortuga mora, flora y sobre una zona agrícola de alto interés».

Compartir el artículo

stats