El fiscal superior de la Región de Murcia, José Luis Díaz Manzanera, confía en que el proceso judicial que investiga presuntas irregularidades por parte de la Autoridad Portuaria de Cartagena experimente un «avance importante» a lo largo de 2023 e, incluso, «se pueda tomar una decisión en cuanto a si va a ir a juicio o no».

No obstante, reconoció ayer en declaraciones al programa ‘Plaza Pública’ de Onda Regional que «es complicado» dar plazos porque «dependen de muchos factores», entre los que se encuentra el propio trámite que le dé el órgano judicial, que lleva otros «muchos asuntos» entre manos. De hecho, ha recordado que «hacen falta más medios humanos y jueces».

Díaz Manzanera destacó que la jueza de instrucción ha decidido practicar las diligencias que le interesaban al Ministerio Fiscal y ha basado su decisión en que hay «indicios suficientes de criminalidad». «Al igual que otros muchos asuntos que llevamos, esto viene precedido de una inicial investigación en la Fiscalía con la intervención fundamental de la Policía», señaló. El fiscal superior de la Región valoró que la jueza «ha empezado a dar la razón a que, al menos, hay indicios de posibles delitos».