La caza regional tendrá más relevancia dentro de la Comunidad tras separar las competencias de la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente en la última remodelación del Gobierno autonómico. El área de Caza y Pesca, que hasta ahora dependía del departamento de Política Forestal, adscrito a la Dirección General de Medio Natural, sube de escalón en el organigrama de la recién estrenada Consejería de Medio Ambiente, cuyo mando lo asumió Juan María Vázquez la pasada semana. El Boletín Oficial de la Región de Murcia publicaba ayer el decreto que establece la reorganización de los departamentos de dirección de cada consejería que sufrió cambios tras la crisis de Gobierno.

Vázquez tendrá en sus manos las competencias de medio ambiente, política forestal, caza y pesca fluvial y protección de la fauna silvestre. Sin embargo, hay un cambio sustancial en el organigrama, ya que la Oficina Regional de Caza y Pesca Fluvial tendrá ahora rango de Subdirección General y dependerá directamente de la Secretaría General de Medio Ambiente, cargo que ocupará Víctor Martínez, hasta ahora ‘número 2’ de Antonio Luengo en Agricultura.

Mientras que la Federación Regional de Caza de la Región de Murcia celebraba ayer la noticia, Ecologistas en Acción, que abandonó junto con ANSE en 2019 el Consejo Asesor Regional de Caza por «resultar inútil», respondía que la Comunidad pretende darle «relevancia a una actividad que está herida de muerte por la falta de relevo generacional y el alto coste de la actividad». A juicio de la organización, este nuevo departamento es una «medida electoralista» para «captar votos» en un sector vinculado a la derecha política. Frente a decisiones así, Ecologista prefiere apostar «por una buena gestión cinegética» en la Comunidad.