"Tiene 5 ruedas, un sistema de regulación de altura e inclinación basculante ajustable, base giratoria, estructura y brazos de acero pulido-cromado, elevación por pistón de gas y tapicería en polipiel". Se trata de una "poltrona" y, para Podemos, es el "único proyecto" del presidente López Miras para la Región de Murcia para la próxima legislatura. "Mantenerse en el poder a toda costa. Agarrarse al sillón cueste lo que cueste", ha explicado la portavoz morada de la Asamblea Regional durante su turno de intervención en el Debate del Estado de la Región, cuya segunda sesión se celebra hoy.

Para Marín, el Gobierno regional no ha acometido "ni un solo avance en materia de infraestructuras, ni un centro de salud en 5 años y ni una sola actuación digna de mención en el Mar Menor. Solo cortinas de humo". Sin embargo, en su lista de haberes, Podemos sí que le reconoce al presidente autonómico "Comprarle a Vox la censura parental en julio de 2019 para poder ser investido presidente en julio de 2019, comprarse siete diputados en marzo de 2021 y subastar tres consejerías para seguir en el poder tras la moción de censura en marzo de 2021, cambiar la ley del presidente en junio de 2021 para volver a poder presentarse a un tercer mandato y reformar de forma exprés el reglamento de la Asamblea en diciembre de 2021 para retirar la reforma del Estatuto y evitar de nuevo la amenaza de la limitación de mandatos y las medidas anti-tránsfugas".

Además, criticó especialmente una de las medidas anunciadas ayer por López Miras, la Ley de Autonomía Financiera "para blindar sus rebajas de impuestos a los ricos", que considera un "brindis al sol" que "nunca tendrá aplicación práctica", ya que en la Región de Murcia las competencias autonómicas y estatales en materia de fiscalidad son las que marca nuestro Estatuto de Autonomía aprobado por el Congreso de los Diputados y "ninguna norma de rango autonómico está ni puede estar por encima de ella". 

Durante su comparecencia, la diputada hizo uso de la manida frase del presidente de la Comunidad, "La mejor tierra del mundo", para recordar que estamos en "una región llena de gente trabajadora, que echa más de 4 millones de horas extra al año, pero en la que el 65% cobra 1.000 euros al mes o menos"; "una Región cuyo gobierno dedica todos sus esfuerzos a purgar los libros escolares e imponer la censura en las aulas, mientras que el número de niños y niñas que recibe una beca de comedor es el más bajo de toda España"; la Comunidad "que más impuestos perdona a los ricos, 80 millones al año, que es también la que menos invierte en servicios sociales".

Sobre el Mar Menor, dijo que es la "mejor metáfora del estado de la Región de Murcia: un cenagal turbio, sin oxígeno y en plena descomposición".

Por estos motivos, señaló que la Región de Murcia es "la mejor tierra del mundo, pero también la peor gobernada".

Minuto de silencio por los muertos en la valla de Melilla

Minuto de silencio, a petición de María Marín. A.R.

La dirigente de Podemos quiso tener unas palabras en recuerdo de las víctimas mortales del salto a la valla de Melilla antes de centrar su atención en la Región de Murcia. "La mayoría de las personas que trataban de cruzar la frontera el pasado viernes eran refugiados sudaneses que huyen de un país que solo ha conocido once años de paz en los últimos 67 años. Asaltaron la valla porque no tenían otra salida y murieron, y hay que decirlo alto y claro, apaleados como perros, algunos después de agonizar al sol durante horas sin ninguna asistencia médica", explicó.

Afirmó que le "llena de orgullo" que en la Región se hayan acogido a 4.300 refugiados ucranianos en los últimos tres meses "sin que se haya creado ninguna alarma ni nadie ha hablado de invasión ni avalancha". Pidió "rutas migratorias seguras y que se cumpla el derecho internacional con todos los refugiados, sea cual sea su país de origen y su color de piel". Ya aprovechó el momento para pedir un minuto de silencio "por todos los muertos de las guerras, en memoria de las víctimas de la invasión rusa de Ucrania y también de las 37 personas asesinadas de la forma más cruel en la valla de Melilla". El presidente de la cámara, Alberto Castillo, aceptó la petición de Marín y todo el hemiciclo se puso en pie.