Kiosco

La Opinión de Murcia

Economía

La espera de los camiones para salir de Reino Unido se acorta

Las colas que deben soportar los conductores para poder cruzar el Canal de la Mancha se reducen a 20 kilómetros

Atasco de camiones y turismos en el puerto de Dover a la salida de Reino Unido. E.P.

El colapso en la salida de camiones de Reino Unido que ha atrapado a decenas de transportistas de la Región se ha aliviado tras el fin de semana. El tiempo de espera de los vehículos que deben embarcar en el puerto británico de Dover para cruzar el Canal de la Mancha se había reducido este lunes a unas cuatro horas, según informaron fuentes de Fenadismer.

Durante la pasada semana los conductores tuvieron que soportar esperas de 24 y hasta 36 horas en los arcenes, sin ningún tipo de servicio, tal y como adelantó La Opinión, al producirse colas de hasta 50 kilómetros en las autopistas que conducen al Eurotúnel y al puerto de Dover. También tuvieron que aguantar largas colas los camiones que se dirigían al puerto francés de Calais para embarcar con destino a Reino Unido.

El bloqueo se acrecentó en vísperas de las vacaciones de Semana Santa al aumentar el tráfico de turismos, dado que las autoridades británicas desvían el transporte pesado por ciertos carriles de la autopista, en los que los camiones quedan aparcados hasta que lograban embarcar, con el fin de agilizar la salida de las familias que se dirigen a Europa. Vehículos de empresas de la Región como Fuentes o Primafrio han sufrido el bloqueo.

El Gobierno británico da prioridad a los turismos en Semana Santa

decoration

Fuentes de Fenadismer informaron este lunes de que la situación se había aliviado tras el fin de semana, al reducirse el volumen de tráfico. Según los cálculos de la organización de transportistas, el tiempo de espera rondaba las cuatro horas, con colas de unos 20 kilómetros.

El Gobierno británico achaca el colapso principalmente a la suspensión del servicio de la compañía naviera P&O, que ha dejado de operar temporalmente parte de los ferris que unen Gran Bretaña con el continente europeo tras despedir a 800 de sus empleados para tratar de abaratar costes.

También contribuyen los fallos en el sistema informático que gestiona los controles aduaneros que entraron en vigor tras el Brexit. El bloqueo ha llevado a Londres a poner en marcha la llamada Operación Brock, un sistema de gestión de tráfico diseñado para lidiar con cuellos de botella en Dover.

Ese escenario ha coincidido con el incremento de tráfico habitual al inicio de las vacaciones de abril y con un nuevo incremento de los casos de coronavirus en el Reino Unido, que también ha golpeado a las aerolíneas y a otros sectores.

Las empresas británicas también se quejan del bloqueo

El colapso del tráfico de camiones que deben cruzar el Canal de la Mancha también ha provocado las quejas de las empresas británicas, dado que el retraso les impide cumplir los plazos de entrega de los productos perecederos y ocasiona pérdidas importantes. Los transportistas británicos calculan que los atascos kilométricos están echando a perder mercancías perecederas y provocan daños por valor de 800 libras por camión (950 euros). La Asociación de Productores Británicos de Carnes Procesadas prevé que la situación se prolongue al menos toda esta semana. Fuentes de Fenadismer indicaron que desde el Gobierno español se están realizando gestiones para tratar de resolver el problema, que se inició hace un par de semanas.

Compartir el artículo

stats