21 de julio de 2020
21.07.2020
La Opinión de Murcia
Crisis covid-19

Cerrojazo al ocio nocturno interior en la Región de Murcia

Solo se mantendrán abiertos los establecimientos con terraza o los que se reconviertan en cafetería y se limitan las reuniones familiares y sociales a 15 personas y las visitas a las residencias de mayores

20.07.2020 | 22:20
Poca afluencia de personas ayer en los bares de la calle Pérez Casas de Murcia.

Nuevas medidas

  • Cierre de los locales de ocio interior | Todos los locales de ocio nocturno deberán cerrar. Las excepciones son aquellos que tienen terraza y aquellos que se «reconviertan en un local tipo cafetería», explicó el consejero de Salud.
  • Reuniones familiares y sociales limitadas a 15 personas | Las reuniones, tanto públicas como privadas, se reducen a la mitad: de 30 a 15 personas. Los aforos de bodas y restaurantes no se ven afectadas. Se pueden reunir 200 invitados en una boda en interior.
  • Limitan visitas en residencias y cierre de centros de día | En Murcia, Totana y Cieza se restringirán las visitas de familiares a residencias. En los dos últimos municipios se cierran los centros de día.

Hasta 900 personas de las que estuvieron de fiesta en los locales de Atalayas han acudido a realizarse la prueba PCR.

«Debemos combatir la actitud inadmisible de algunas personas, pocas, que nos ponen en peligro a todos. Hemos visto este fin de semana cierta laxitud a la hora de mantener las medidas de seguridad y el lamentable ejemplo de algunos locales de ocio nocturno», sentenció el consejero.

Sí se podrán mantener abiertas las terrazas en las que los clientes estén sentados, indicó Villegas, por lo que «los locales de ocio nocturno o se reconvierten en terrazas o en caferías o tendrán que cerrar». Además, se ha limitado a un máximo de 15 personas las que podrán estar reunidas, ya sea en eventos privados o públicos.

Salud detalló que esta limitación, que antes se cifraba en 30 personas, se refiere exclusivamente a reuniones sociales, familiares o de grupos en terrazas. En cuanto a los aforos en bodas y restaurantes, estos se siguen rigiendo por las normas establecidas en el BORM del 19 de junio.

Por otra parte, se limitarán las visitas de familiares en las residencias de Murcia, Totana y Cieza. En los dos últimos municipios se cerrarán también los centros de día.

El consejero explicó que actualmente «no hay ningún caso en residencias, pero es un sitio de muchísima vulnerabilidad». Es una medida preventiva, afirmó Villegas, «hay que proteger a esa población». En estos momentos, el brote de Atalayas es el que más preocupa a Salud. Ya se han detectado 40 positivos de este brote. Hasta 900 personas de las que estuvieron en alguno de los locales de la zona han acudido a realizarse las pruebas PCR como respuesta a la convocatoria de las instancias sanitarias.

Villegas reiteró el llamamiento a todas las personas que en el mes de julio han salido de fiesta por esa zona, o han estado en el local también cerrado en Totana, que acumula tres contagios, a que pidan una cita por teléfono o Internet para someterse a la prueba PCR.

El incumplimiento de la cuarentena es otra de las cuestiones que más inquieta al Gobierno regional. «Tenemos dificultad para que la gente entienda lo que significa una cuarentena», se lamentó Villegas. Insistió en que cualquier persona que haya sido contacto estrecho de un positivo, «se haga o no se haga la PCR, salga como salga, si el sistema sanitario le dice que tiene que hacer cuarentena, tiene que hacer cuarentena», sentenció.

Que un test resulte negativo no quiere decir que esta persona no se haya contagiado. «Parece que hay una sensación de libertad cuando a un contacto estrecho de un contagiado le hacen una PCR y sale negativo. Si el médico le está diciendo que guarde cuarentena es porque existe la posibilidad de que esa PCR sea positiva en unos días y la persona pueda contagiar al resto de familiares y a las personas con las que convive», explicó.

Villegas afirma que una medida que ayudaría a realizar el seguimiento de casos es que en los bares se identifique a las personas que acuden. En algunos establecimientos lo están haciendo mediante un lector QR para el móvil. «A nosotros esto nos vendría muy bien mientras no tengamos la aplicación que están estando a nivel nacional y que estará seguramente para septiembre. Cuando tengamos la aplicación eso no será necesario porque directamente la aplicación la que informe a los contactos estrechos», expresó.

Contagio en el Reina Sofía

Por otra parte, fuentes del personal sanitario del Hospital Reina Sofía informaron ayer a La OPINIÓN de un nuevo positivo en el centro. Estas fuentes se quejan de que solo se hicieron las pruebas PCR a dos de los 15 sanitarios que estuvieron en contacto con el paciente contagiado por coronavirus.

Por su parte, la Consejería de Salud indica que «el servicio de riesgos laborales del hospital Reina Sofía, coordinado con Salud Pública, realizó la encuesta reglada a todos los trabajadores que podrían haber estado en contacto con el paciente afectado y, una vez medido el riesgo, se determinó que era bajo, salvo en los dos casos a los que se ha pedido la prueba PCR».

Precisan que «no es Medicina Preventiva el responsable de ese protocolo, ya que este servicio atiende los casos de pacientes, mientras que Riesgos Laborales se encarga de actuar cuando se trata de profesionales del centro hospitalario».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook