04 de julio de 2020
04.07.2020
La Opinión de Murcia
Especial
Día Internacional de las Cooperativas
Presidente de UCOERM

Juan Antonio Pedreño: "No valorar el aporte a la educación de las cooperativas de enseñanza perjudicaría a miles de trabajadores"

El presidente de Ucoerm aprecia positivamente el compromiso de la consejería de Educación de la Región, que no privará a los centros concertados de las ayudas estatales destinadas para paliar la crisis del coronavirus

04.07.2020 | 04:00
Juan Antonio Pedreño, presidente de Ucoerm.

El borrador del pacto para la Reconstrucción Social y Económica de PSOE y Unidas Podemos excluye a los colegios concertados de las ayudas destinadas a la Educación tras la crisis del coronavirus. ¿Qué consecuencias tendrá esta medida para los centros de la Región?
Se genera una situación de desconcierto y de indignación, porque no entendemos que una Comisión para la Reconstrucción Social y económica del país, tras la situación derivada tras la pandemia y cuyo objetivo es analizar y debatir propuestas de los diferentes actores económicos y sociales, sea utilizada para adoptar decisiones de este tipo. Aún estando de acuerdo en la necesidad de corregir la brecha educativa y de la necesidad de incrementar los recursos públicos dedicados a la educación, no entendemos que se produzca la discriminación y exclusión de los centros concertados, y en especial, en nuestro caso, las cooperativas de enseñanza.

¿Qué escenario se plantea entonces en la Región? ¿Cuáles son las primeros impresiones que le trasladó la consejera Esperanza Moreno?
Para la Región no tendrá consecuencias, ya que la ministra ha decidido que sea cada Comunidad Autónoma la que dedique los recursos como considere necesarios y oportunos. El Gobierno regional, por boca de la consejera de Educación, ha decidido que los recursos que lleguen a la Región sean para todos los centros educativos. Valoramos muy positivamente este compromiso de la consejera Esperanza Moreno de no privar a los centros concertados –en nuestro caso las cooperativas de enseñanza- y a su alumnado de estos recursos tan necesarios para combatir los efectos de la pandemia y para dotar de recursos al alumnado de estos centros, garantizando la igualdad de trato y de oportunidades.

Sin embargo, sí nos preocupa esta conclusión adoptada, más allá de que se permita a cada comunidad adoptar decisiones Mi pregunta es: ¿Que habría pasado si no hubiese adoptado esa decisión la consejera de Educación? Es por ello que proponemos que se suprima el texto que indica que «la totalidad del incremento de la inversión irá destinado a la educación pública de gestión directa».

La no valoración con objetividad del aporte a la educación que realizan las escuelas concertadas, y en especial las cooperativas de enseñanza, perjudicaría frontalmente a miles de trabajadores que se integran en las cooperativas de enseñanza de trabajo asociado. Trabajadores, por otro lado, que encontraron en las cooperativas su forma de ganarse la vida, tras una propuesta muy loable del Partido Socialista de universalizar la educación, y que, en contra de lo que se está repitiendo una y otra vez, no nació como una situación coyuntural, sino como una propuesta del Ministerio de Educación para cubrir una necesidad de centros que no podía cubrirse en aquellos años. A la vista está que no fue una solución provisional, ya que los datos avalan la importancia de las cooperativas en el sistema educativo actual.

Hablamos de un total de 2.000 millones de euros en ayudas estatales para Educación. ¿Qué porcentaje podría beneficiar a las cooperativas que engloba Ucoerm?
No podemos saber el porcentaje porque creo que ni tan siquiera lo sabe aún el gobierno regional. En todo caso, nuestra propuesta es que vaya en su mayoría o totalidad a ayudar a las familias y al alumnado que necesitará recursos para adaptarse a la nueva normalidad educativa.

¿De qué manera podría aprovechar Ucoerm esas ayudas?
Ucoerm solo pretende que le lleguen recursos a los centros, a las familias y a todo su alumnado, eso sí, reconociendo que no todas las familias necesitan los mismos recursos. Por eso, propondríamos que hubiese un escalonamiento, incluso un estudio, para ver y conocer a aquellos alumnos y alumnas que de verdad necesitan estos recursos.

Me manifesté en contra del 'Café para todos' respecto de las ayudas a los libros para todos los alumnos. Creo que no es necesario explicar aquí que no todas las familias tienen las mismas necesidades y, según mi criterio, hay baremos que permitirían saber qué familias necesitan esos recursos y quién no los necesita.

En este caso, y respecto a los recursos para disponer de medios ante las posibles clases no presenciales, ocurre un tanto de lo mismo. Y esta es la propuesta que hacemos sobre un posible reparto de estos fondos.

El próximo curso, ¿se antoja complicado a niveles organizativos? ¿Podrá desarrollarse con facilidad en esta nueva normalidad?
Se están adoptando las medidas necesarias, educativas y sanitarias. Insisto, como he dicho en alguna ocasión, que el sector educativo necesita certezas y las menos ambigüedades posibles. Los centros ya están preparándose para el comienzo de curso en septiembre. Incluso con todas las posibilidades, especulando con algunos días presenciales, otros a distancia y en función de la evolución de un posible rebrote que ojalá no se produzca para que podamos desarrollar y normalizar la actividad educativa.

He manifestado alguna vez que lo que de verdad normaliza la situación de una región es que los niños y niñas estén en las clases, ya sea en Infantil, Primaria o universidades. Esto les normaliza a ellos, a más de un 30 por ciento de la población de la Región, pero también a sus familias.

Es de valorar y agradecer el esfuerzo que han hecho docentes, familias, alumnos y alumnas en estos meses de confinamiento, y ahora de preparación para el próximo curso, así como valorar los trabajos realizados por las consejerías de Educación y Salud para poder disponer de toda la información para hacerlo en las mejores condiciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook