Tras un marzo sin casi lluvias, un comienzo de abril aún peor -apenas 2 litros por metro cuadrado en el conjunto de España- y sin perspectiva de precipitaciones para los próximos días, la sequía se agudiza en casi todo el país. Una preocupante situación de la que algunas imágenes son testigo, como la compartida este lunes por el portal MeteOrihuela.

El perfil meteorológico ha publicado en Twitter dos fotografías, realizadas por Marcos Javier, que muestan el mismo paisaje del interior del sureste español, en concreto de un punto ubicado entre Almansa (Albacete) y Yecla, pero tomada en años diferentes.

La comparativa de las imágenes, una realizada en abril de 2021 y otra en abril de 2023, refleja que actualmente no hay rastro del paisaje verde que se podía observar hace dos años. "Una imagen vale más que mil palabras. La sequía actual, en contraste con una primera mitad de año muy húmeda", reza el mensaje que acompaña a a las instantáneas.

La sequía deja sus primeras víctimas en el campo

«Si no llueve pronto...» puede ser la frase más repetida estos días en el campo murciano. Hace justo un año la Región vivió una de sus primaveras más húmedas, con unos meses de marzo, abril y mayo que dejaron unas precipitaciones continuas muy beneficiosas para el sector agrícola y para las reservas de los embalses. Doce meses después la situación ha cambiado, y en este periodo de tiempo la Comunidad no ha registrado un episodio de lluvias que lograra romper la tendencia negativa que se formó con el seco verano del pasado año.

Las consecuencias de la falta de agua caída del cielo se nota ya en los cultivos de regadío, pero con más intensidad en el secano. «Hacía bastantes años que no teníamos un periodo tan prologando sin lluvias», recordó a La Opinión Antonio Moreno, secretario general de UPA Murcia. El problema en el regadío es que el consumo de agua ha aumentado, e incluso en esta campaña de las producciones de primavera los riegos se han duplicado: «Ahora es necesario regar cuatro veces a la semana mientras que hace un año, gracias a aquel periodo de lluvias, era la mitad». En el secano, los árboles empiezan a ceder a la sequía.

Tal es la situación, que el Gobierno regional ha pedido al Ministerio de Agricultura medidas excepcionales para hacer frente a la sequía extrema que sufre la Región de Murcia y solicitó, además, nuevas ayudas para los sectores productivos que, debido a los enormes problemas climatológicos, ven peligrar las explotaciones agrícolas y ganaderas.