Infraestructura

El hundimiento del terreno pone en peligro el AVE y las edificaciones del municipio

Un estudio asegura que Murcia es la segunda zona europea más afectada por la sobrexplotación de las aguas subterráneas, lo que puede llevar a problemas estructurales en las infraestructuras

09.09.2016 | 08:06
El hundimiento del terreno pone en peligro el AVE y las edificaciones del municipio

El municipio de Murcia es la segunda zona de Europa más afectada por la subsidencia del terreno, un fenómeno que consiste en el progresivo hundimiento de la superficie que se debe a la extracción masiva de agua desde el subsuelo. El investigador del Departamento de Ingeniería Civil de la Escuela Politécnica Superior de la Universidad de Alicante, Roberto Tomás Jover, alerta sobre el riesgo que para España supone la subsidencia del terreno por la extracción masiva de agua, que genera la consolidación de suelos, dando lugar a asientos del terreno que pueden afectar a las infraestructuras apoyadas en el mismo.

La subsidencia del terreno tiene un gran impacto económico, puesto que puede afectar a infraestructuras lineales, como son el AVE (cuando llegue a la ciudad), carreteras, etcétera, y a edificios. Además, al descender la superficie del terreno, aumenta el riesgo de inundación y, en ciudades próximas al mar, el efecto es aún más perjudicial si encima se suma el efecto de elevación del nivel de agua por el cambio climático, según fuentes de la Universidad de Alicante.

Las deformaciones inducidas por la subsidencia del terreno también producen grietas en la superficie del terreno de gran longitud, algunas de ellas kilométricas, que pueden afectar a multitud de infraestructuras, advierte la institución docente.

La sequía que asoló la Región de Murcia entre los años 1995 y 2008, unida a la sobreexplotación del acuífero, dejó este problema en el área metropolitana. De hecho, Murcia es la ciudad donde más daños ha habido a principios de los años noventa del siglo XX, con 50 millones de euros en costes de reparación debido al hundimiento de la tierra por la sobreexplotación de aguas subterráneas.

Ligera recuperación
El último estudio publicado por el grupo de investigación que lidera Jover en la Universidad de Alicante constata cómo, en los últimos años, el terreno ha ido subiendo gracias a la recuperación del nivel del acuífero, al dejar de extraer agua. El levantamiento del suelo, en cambio, acarrea otro tipo de problemas. Jover explica que «un asiento de más de 2,5 centímetros ya es un problema; otro es el hecho de que no asiente todo por igual» con la consiguiente desviación en altura de una fachada a otra de un mismo edificio. El estudio citado analiza la recuperación de aguas subterráneas que ha ocurrido desde 2008 y, a continuación, determina la razón de la deformación de tierra ocasionada.

Los datos aparecen publicados en el artículo 'Comparison of water-level, extensometric, DInSAR and simulation data for quantification of subsidence in Murcia City (SE Spain)' de la revista científica 'Hydrogeology Journal'.

El investigador cita como ejemplo el caso de la iglesia de Santa Justa y Rufina en Orihuela (Alicante), de la que dice «se tuvo que recalzar» por la subsidencia. El equipo de investigadores con Jover al frente está estudiando, desde el año 2003, la subsidencia del terreno o progresivo hundimiento de una superficie en las Vegas Baja y Media del Segura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Tu servicio WhatsApp


Noticias Levante-EMV WhatsApp

Suscríbete

Toda la actualidad local de la Región de Murcia en tu teléfono. Descubre en qué consiste y cómo suscribirte a este nuevo servicio gratuito de alertas informativas por WhatsApp

 
Enlaces recomendados: Premios Cine