Lo conocemos por sus míticas actuaciones en 'Tarde de perros', 'El Padrino' o 'Scarface': Al Pacino es un actor estadounidense que ha representado algunas de las obras cumbres del cine que combina drama y crimen, trabajando con directores de la talla de Martin Scorsese o Francis Ford Coppola el neoyorquino se ha hecho un holgado hueco en la historia del cine. En 1992 recibía el Oscar por su interpretación en 'Esencia de mujer' y hoy ha invertido los papeles de la forma más surrealista: presentando los premios más importantes del mundo de los videojuegos, The Game Awards.

The Game Awards son una ceremonia anual que reconoce los mayores hitos del año en el mundo de los videojuegos. La gala incluye una entrega de premios que distinguen al Juego del Año, el Mejor Juego en Línea y el Mejor Juego de Realidad Virtual, entre otros. el Juego del Año, el Mejor Juego en Línea y el Mejor Juego de Realidad Virtual, entre otros.

En esta edición 2022, han participado figuras de la talla de Pedro Pascal, Jessica Henwick, Bella Ramsey o Al Pacino, que subió al escenario para entregar el premio a la mejor interpretación. Por si la presencia del actor de 82 años no fuera lo suficientemente sorprendente, su comportamiento sobre el escenario ha puesto las redes sociales a punto de ebullición.

Antes de entregar el premio a la Mejor Interpretación a Christopher Judge por su papel en 'God of War: Ragnarok' dando vida a Kartos, Al Pacino hizo una aparición estelar dando vueltas de derecha a izquierda por el escenario, se atascó con el teleprompter y soltó la frase más comentada de la velada: "Yo no juego a videojuegos".