El juicio por la muerte de un joven a manos, presuntamente, de su padrastro, ocurrida en el domicilio familiar, ubicado en un barrio de Cartagena, dará comienzo el próximo lunes ante un jurado popular en el Palacio de Justicia de esta ciudad y está previsto que se prolongue a lo largo de cinco sesiones.

Las conclusiones provisionales de la fiscalía reclaman para el acusado, Alejandro M.R., quince años de prisión como autor de un delito de homicidio, petición que la acusación particular, que ejerce la madre del fallecido y pareja del procesado, eleva a 22 años.

Los miembros del jurado popular deberán determinar, a la vista de las pruebas que se practiquen en el juicio, si la muerte del joven, que recibió una puñalada en el cuello, fue accidental, como sostiene el procesado, o voluntaria, como mantiene su progenitora.

Para el acusado, el fatal desenlace se produjo el cuatro de septiembre de 2021, cuando madre e hijo mantenían una discusión y pidió al segundo que la tratara con más respeto, mientras que aquella sostiene que el enfrentamiento se originó entre el acusado y el joven y que ella resultó herida al mediar para tratar de poner fin al enfrentamiento.

El fiscal reclama, además de la pena de prisión, que se condene a Alejandro M.R. a pagar una indemnización de 120.000 euros a la madre y 70.000 a la hija, menor de edad.

Finalmente, solicita que se dicte una orden de alejamiento para que el acusado no pueda acercarse a menos de 500 metros de ambas por un tiempo de diez años superior a la prisión.