Fueron los agentes de Policía Local de Cehegín quienes restablecieron inmediatamente la circulación, que se vio alterada por esta conducción anómala, sacando de la plataforma de la vía al vehículo y al conductor infractor, un varón, de 72 años, que presentaba claros signos de hallarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas, por lo que, en un primer momento, fue sometido a las preceptivas pruebas de alcoholemia en el etilómetro de aproximación, arrojando el resultado de 0,65 y 0,60 miligramos de alcohol en aire espirado. Confirmaron que iba ebrio.

La Guardia Civil, que es el Cuerpo que tiene las competencias al respecto, lo ha investigado, aunque no detenido. Según un comunicado de la Benemérita enviado este viernes, se le acusa de circular por la carretera RM-15 en sentido contrario al establecido y superando las tasas máximas de alcoholemia, una conducción que puso en grave riesgo la vida e integridad física del resto de conductores.

Según la nota del Instituto Armado, los hechos tuvieron lugar en la autovía RM-15, que une el la autovía A-7 con Caravaca de la Cruz, entre los municipios de Bullas y Cehegín, cuando, gracias a la colaboración ciudadana se detectó que un vehículo circulaba en sentido contrario al establecido, concretamente se dirigía sentido Caravaca de la Cruz por la calzada reservada al sentido Alcantarilla.

"La central COTA del Sector de Tráfico de Murcia alertó al equipo de Atestados de la incidencia, que se movilizó hasta el lugar para detener el vehículo y evitar posibles colisiones con el resto de usuarios de la vía", detalla el comunicado. Como la Policía Local de Cehegín también fue alertada de los hechos, se dirigió al lugar y llegó antes, por cercanía.

La patrulla de la Policía Local visualizó el vehículo que circulaba de forma errónea a la altura del km., 51, pero su conductor hizo caso omiso a las órdenes de detención de los agentes. Entonces se inició un seguimiento haciendo uso de la señalización especial (acústica y luminosa del vehículo oficial), en el que se recorrieron alrededor de dos kilómetros intentando que detuviera el vehículo.

Dos delitos contra la seguridad vial

Finalmente, el conductor detuvo el vehículo a la altura del kilómetro 53 de la autovía, carril de salida hacia Cehegín. Y fue donde se le hizo la prueba de alcohol que confirmó lo que los municipales habían visto: que iba borracho.

De los hechos se instruyeron diligencias por el equipo de Atestados de la del Sector de Tráfico de Murcia, que investigó al conductor y le instruyó diligencias como presunto autor de dos delitos contra la seguridad vial. Uno por circular con temeridad manifiesta –sentido contrario en autovía– poniendo en peligro concreto la vida o la integridad de otros usuarios, y otro por hacerlo ebrio.

El vehículo fue retirado por la grúa y quedó depositado a disposición de la autoridad judicial "como instrumento del delito", apunta el Cuerpo.

El investigado, el vehículo implicado y las diligencias instruidas fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Caravaca de la Cruz, el que corresponde por partido judicial. El hombre está en libertad.