José María Cano Vilar, vicepresidente de Hostetur, Asociación de Hosteleros de la Costa Cálida, ha fallecido a los 73 años este sábado tras sufrir una parada cardiaca cuando navegaba, acompañado de sus hijos, a dos millas de la costa, frente a La Manga, según indican fuentes cercanas.

El 112 Región de Murcia recibió una llamada informando de que se dirigían al Puerto de Tomas Maestre realizándole la reanimación cardiopulmonar al afectado, que había entrado en parada.

De manera inmediata, el Médico Coordinador de la Gerencia de Urgencias y Emergencias Sanitarias 061 le ha dado las indicaciones oportunas para la realización de la RCP, al mismo tiempo que se enviaba una unidad sanitaria a la zona de la gasolinera del puerto indicado, punto de contacto con la embarcación que trasladaba al vicepresidente.

Poco después, los sanitarios que se han trasladado a su encuentro no han podido hacer nada por salvarle, a pesar de sus continuos intentos de reanimación. Según fuentes cercanas, anteriormente había sufrido dos intervenciones cardíacas.