15 de diciembre de 2020
15.12.2020
La Opinión de Murcia
Investigación

Denuncian a tres personas en Girona por grabar y difundir la muerte de un anciano

El hombre, con movilidad reducida, se quemó la ropa y salió a su balcón, donde falleció poco después

15.12.2020 | 17:28
Denuncian a tres personas en Girona por grabar y difundir la muerte de un anciano

Los Mossos d'Esquadra han denunciado penalmente a tres vecinos de Ripoll, dos mujeres de 25 y 63 años, de nacionalidad hondureña y española, y un hombre de 64 años, también de nacionalidad española, por haber grabado y difundido como moría quemado en su balcón un anciano de 84 años.

Sobre las 08.30 horas del pasado 20 de noviembre se declaró un incendio en un primer piso de un bloque de tres plantas de la calle Monastir de Ripoll, que causó la muerte del anciano.

Los Bomberos de la Generalitat que acudieron al lugar no encontraron fuego en el inmueble, sólo humo en la cocina y su principal hipótesis es que el hombre, con movilidad reducida, problemas de visión y que vivía solo, aunque contaba con atención, se había quemado la ropa en encender al fuego de la cocina y no la había podido apagar.

El anciano salió al balcón agonizando y falleció al cabo de poco rato; así cuando llegaron los sanitarios ya no pudieron hacer nada por salvarle la vida debido a las graves quemaduras que presentaba.

Según han informado los Mossos, después de los hechos, de forma muy rápida, circuló entre la población de Ripoll un archivo de vídeo donde se veía la víctima en el balcón en sus últimos instantes de vida y estas imágenes acabaron circulando a través de todas las redes sociales.

La Unidad de Investigación de esta comisaría determinó que estas imágenes, de ámbito estrictamente privado y con un contenido altamente sensible, se habían difundido a través de una aplicación de envío entre móviles, y se habían hecho virales en las redes sociales con el grave perjuicio que supone para la familia del fallecido.

La investigación permitió identificar a la mujer que grabó el vídeo y a otras personas que los reenviaron a chats masivos, y así sucesivamente, hasta que se hizo una difusión descontrolada y masiva entre más personas de la población de Ripoll y de Cataluña.

Por este motivo, por su carácter especialmente sensible y delicado, registrar y difundir estas imágenes constituye un presunto delito de descubrimiento y revelación de secretos que vulnera de manera flagrante la intimidad de la víctima mediante la obtención y difusión ilegítima de imágenes personales, con el agravante de la manera en que murió la víctima.

Las tres personas denunciadas serán citadas próximamente para declarar ante el Juzgado de Ripoll.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook