01 de agosto de 2019
01.08.2019
Entrevista

Valentín Fuster: "A las tabaqueras no les importa que fumar asesine a niños"

"Las enfermedades cardiovasculares están más en el cerebro que en el corazón", declara el cardiólogo

01.08.2019 | 04:00
Valentín Fuster en la sede del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares.

El cardiólogo es el científico español más citado de la historia.

Cada día a las cuatro de la mañana suena el despertador de Valentín Fuster (Barcelona, 1943), el prestigioso cardiólogo español y flamante Premio Nacional de Investigación, que reparte su tiempo entre sus pacientes del Hospital Monte Sinaí de Nueva York y los proyectos que dirige en el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares de Madrid.

«No necesito dormir mucho», reconoce en su despacho, poco después de aterrizar de uno de sus viajes semanales entre Estados Unidos y España y tras pedalear durante media hora en su bicicleta estática. Centrado en desentrañar las claves para alargar la vida saludable, Fuster, que quiere celebrar su 80 cumpleaños subiendo de nuevo el Tourmalet, nos regala su receta para mantenerse activo física, intelectual y emocionalmente.

«Solo merece la pena vivir más si vivir más merece la pena», reflexiona, mientras ojea su agenda de infarto poco antes de reunirse con sus colaboradores. Es el investigador español más citado de la historia, según el último ranking del grupo de investigación Cybermetrics Lab elaborado a partir del buscador Google Académico.

P ¿Cuántas personas mueren al año de enfermedades cardiovasculares, don Valentín? He leído que en 2030 habrá más de 23 millones de muertes por esa causa.
R Desconozco la cifra exacta pero es la principal causa de mortalidad en todo el mundo. La mayoría de las muertes se producen por infartos de miocardio o cerebral.

P ¿Cómo podrían evitarse esas muertes?
R Hay factores de riesgo adquiridos que podemos tratar de prevenir: la obesidad, la presión arterial alta, el colesterol y la diabetes. Luego están las conductas de vida poco saludables como fumar, no hacer ejercicio o alimentarse mal. El 60 por ciento de los infartos tienen que ver con todo eso. Los demás son de origen genético.

P ¿Es el estrés un factor de riesgo?
R Puede ser. El estrés perjudica la salud a largo plazo así que es muy importante esforzarse por mantener una buena salud emocional.

P ¿Cómo se consigue eso?
R Haciendo lo que uno pueda por ayudar a los demás y tratando de tener una vida social, si no intensa, por lo menos activa.

P ¿Cuánto tiempo está usted diariamente pedaleando en la bicicleta estática?
R Media hora durante cinco días a la semana.

P ¿Cuál es su próximo reto de subir un puerto de la máxima dificultad en bicicleta?
R Si llego fuerte a los 80, dentro de cuatro años, trataré de subir de nuevo el Tourmalet. Será la sexta vez.

P ¿Hay que seguir un método de vida riguroso para proteger nuestra salud?
R La enfermedad cardiovascular está más en el cerebro que en el corazón. Es una decisión personal tratar de evitar estar enfermo eludiendo hábitos poco saludables y ayudándonos con la medicina.

P Así que lo primero es cuidarse bien.
R Exacto pero cuanto mayor se hace uno y menos enfermo se encuentra menos tiene en cuenta factores de riesgo. Los jóvenes de hoy en día están más sensibilizados con la necesidad de cuidarse.

P ¿Cuál es la razón por la que nuestro corazón funciona mejor que el motor de cualquier vehículo que suele requerir más reparaciones?
R No lo sabemos pero es interesante observar que los humanos tenemos poderosos sistemas de defensa dentro de nuestros cuerpos. La interacción genética de procesos biológicos reacciona cuando nota que algo está dañado. El corazón no tiene un sistema de reparación pero sí mecanismos de defensa para cuando algo falla.

P ¿Cómo se ha llegado a lograr esa perfección inalcanzable para la obra humana?
R Por la evolución. Ya decía Darwin que se extingue lo que carece de elementos de defensa. Solo sobrevive la fuerza defensiva.

P ¿Qué relación ha llegado a encontrar entre el corazón y el alma humana?
R Ninguna. Lo que he relacionado es la sensación de un corazón que palpita con aspectos emocionales.

P ¿Y qué ha descubierto?
R Que el estrés altera todos los factores de riesgo de esta enfermedad porque te hace comer más, fumar más y cuidarte menos. También puede producir alteraciones genéticas.

P ¿Qué hemos hecho tan bien para llegar a convertirnos en el segundo país con mayor esperanza de vida del mundo?
R La causa de muerte principal en España es la cardiovascular y eso es más cierto que vender que tenemos un milagro de país. Este es un error que ha hecho tanto daño como el de decir que aquí se sigue la dieta mediterránea cuando la verdad es que no me lo creo.

P ¿Por qué no se lo cree?
R Porque veo cómo se alimenta la gente y desde luego no se puede decir que sigan la dieta mediterránea.

P ¿A qué conclusión han llegado en el estudio de su polipíldora para prevenir las enfermedades cardiovasculares?
R Lo ideal sería no hacer esta pastilla y apostar por cuidarnos. Esta polipíldora sustituiría a todas las que se tienen que tomar los enfermos después de sufrir un pequeño infarto. Los pacientes se olvidan, se cansan de tomar tanta pastilla y ese problema se reduciría con la polipíldora.

P ¿Qué es la ateroesclerosis?
R El depósito de grasa en las arterias que se puede complicar con un coágulo que llamamos aterotrombosis y pude provocar un infarto.

P ¿Qué tengo que hacer para automotivarme, un asunto al que usted ha dedicado un libro?
R Esto es algo muy personal que es más fácil de inculcar a los niños que a los mayores. Lo que está claro es que desde muy pequeños nos deberían de enseñar que la salud es algo muy importante y así nos motivaríamos para llevar vidas más plenas.

P ¿Tan importante es la autoestima para disfrutar de la vida?
R Sí y se logra cuando uno encuentra su misión en la vida y la desarrolla con sabiduría en beneficio de la sociedad. Más allá de la salud está la plenitud. Solo merece la pena vivir más si vivir más merece la pena.

P ¡Menudo reto para la ciencia del envejecimiento!
R Desde luego. Si yo fuese más joven me entregaría a fomentar la construcción de casas de salud para ancianos, una especie de comunas en las que se ayudarían unos a otros, con menos prisas y más tiempo para la conversación. Necesitamos una sociedad más humana.

P Doctor: ¿Cómo podemos controlar la ansiedad y la angustia existencial?
R Con ejercicio físico y dedicando cada día un tiempo a la meditación.

P ¿Se puede ya diagnosticar el infarto antes de que se produzca?
R No, pero se puede advertir el riesgo que uno tiene de sufrirlo.

P ¿Es el fallo multiorgánico la consecuencia de que uno ya no quiere seguir viviendo?
R Cuando uno está cansado de vivir se cuida menos y eso conduce a un bucle que puede acabar en la muerte.

P ¿Qué responsabilidad tienen las compañías tabaqueras en que la gente siga fumando a pesar de las campañas que advierten de lo dañino que es fumar para nuestra salud?
R Es incomprensible que nos vendan campañas para justificar lo que hacen. Pero parecen invencibles porque cuentan con equipos jurídicos muy potentes. Cuando caen las ventas en un país o el gobierno se lo pone difícil cambian de país para cometer el mismo asesinato sin importarles que los asesinados sean niños.

P ¿Me aconseja tomar un par de copas de vino al día?
R No. Ya hay estudios que refutan eso de que una copa de vino al día no es mala. Si tiene que beber sí o sí, no recomendaría más de una copa a las mujeres ni más de dos a los hombres.

P Aunque usted no esté por la labor, ¿es buena la jubilación para la salud?
R Depende de si la deseas o no. La gente que se encuentra bien debería de tener la posibilidad de seguir sirviendo a la sociedad. Los que han trabajado mucho y se jubilan pueden padecer una neurosis por falta de motivación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook