Las tres tallas del grupo de la ‘Aparición de Jesús a los discípulos en el camino de Emaús’ y el Santo Ángel de la Cruz Triunfante han sido restaurados este año, pero, lo mejor, es que no ha sido una actuación puntual, sino que está dentro de un proyecto que abarca a todo el patrimonio imaginero (26 tallas) de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Resucitado.

«La intención es que antes de que acabe mi etapa como hermana mayor, es decir, en el año 2026, todo este patrimonio esté restaurado», expresa a esta redacción Marién García Boj, quien en febrero de 2022 se convirtió en la primera mujer que ocupa el máximo cargo de una cofradía cartagenera elegida por votación de los procesionistas. Ese mismo año comenzó el proyecto de su junta de mesa con la recuperación del grupo de la ‘Aparición de Jesús a María Magdalena’ (obra de Federico Coullaut-Valera Mendiguitia en 1948) y con la talla de la Virgen del Amor Hermoso (creada por Juan González Moreno en 1945). 

El siguiente capítulo ha culminado unas semanas antes de las procesiones para que las tallas puedan ‘pasear rejuvenecidas’ por la ciudad de Cartagena. Se trata del Ángel que porta la cruz (obra de José Hernández Navarro en 1983) y del grupo de la ‘Aparición a los discípulos en el camino de Emaús’. El primero ha consistido en una revisión estructural y en una limpieza llevada a cabo en el taller del propio autor de Los Ramos (Murcia). 

En el caso de los dos discípulos que coinciden con Jesús en la aldea de Emaús (Coullaut-Valera en 1957), el trabajo de recuperación ha tenido tintes casi épicos. «Ha sido el más complejo en la historia de la cofradía», explicó Pedro A. Giménez, primer mayordomo del Resucitado, señalando que ha precisado de un examen de un equipo científico multidisciplinar, detectándose que llegaron a efectuarse hasta cuatro restauraciones en las tallas, «no siempre con buenas prácticas», lo que hizo plantearse comprar otras nuevas, pero finalmente se acometió la restauración con Macarena Poblaciones y Paloma de Sagazán. «Las imágenes se encontraban totalmente repintadas, dando un aspecto plano, sin matices e incluso infantil; había mucha suciedad, grietas en juntas de las maderas, rotura de dedos y ataque biológico (por hongos)... Al eliminar las capas de repintes, las tallas estaban destrozadas, los colores que presentaban no tenían nada que ver con los originales, llenas de grietas, falta de pintura por haberlas lijado al repararlas. Ha sido una restauración muy muy complicada, pero muy satisfactoria al ver que han vuelto a su estado original», explica. 

La imagen de Santo Tomás y de Jesús del grupo de ‘La duda’ (Collaut-Valera en 1964) son los siguientes que se someterán a las manos de Macarena Poblaciones, estando previsto que en la Semana Santa de 2024 ya hayan regresado a su ‘juventud’. Los siguientes turnos son para las tallas del grupo de la Resurrección (Collaut Valera) y de la ‘Aparición en el lago Tiberiades’ (Hernández Navarro en 1982), que cerrarían el proceso en 2026. 

Hay varias imágenes que aún no hemos nombrado. Una es la de Nuestro Padre Jesús Resucitado (obra de González Moreno) y la del ‘Sepulcro vacío’ (Galo Conesa en 2007), pero es que el análisis ha concluido en que, ahora mismo, no precisan intervención alguna. La restante es la de Juan, pero en este caso hay sustitución.

La imagen del evangelista creada en 1979 será reemplazada por una nueva del escultor ciezano Antonio Jesús Yuste Navarro, que se pretende que salga en procesión en 2025. En este caso, el examen practicado a la talla de García Mengual por Macarena Poblaciones detectó graves deficiencias en el estado de conservación de esta talla de vestir, por lo que se recomendó su sustitución. El siguiente paso la aprobación de este relevo por parte de un cabildo extraordinario tras presentar la petición el presidente de la agrupación sanjuanista, Pedro Emilio Conesa.

Si todo sigue como va y no surgen contratiempos, en 2026 todo la riqueza imaginera de la Cofradía del Resucitado estará como nueva..., pero nada de descansar. A partir de entonces comenzará el proyecto de del patrimonio textil.