Opinión | Achopijo

Pioneros

Toni Capel mantiene viva una luz brillante y fuerte. La que trajo la música a Murcia a finales de la década de los años cincuenta. No solo de una forma clara y directa, lo hace con la seguridad de que su cometido, casi vital, es dejar constancia de ella. El pasado lunes presentó su trabajo La historia del Rock and Roll en la Región de Murcia 1959-1979. Un librito precioso ilustrado por Pedro Hurtado en el que repasa la mayoría de los grupos de música pioneros que trajeron la primera guitarra eléctrica a esta esquina del mundo. 

Un trabajo hecho con esa llama viva que ha encargado la titánica labor de bucear en la nostalgia y trasladar al presente, cuatro generaciones después, la música que está en la base de todo. Y el resultado es tan precioso como un uppercut directo a la mandíbula lanzado por el tiempo, poderoso rival, que nos deja al borde del K.O. una vez más. Pero contra las cuerdas, nos vuelve a salir una sonrisa. ¡Ay! Querido tiempo, qué duro pegas pero qué maravilloso es saber que podemos vencerte. Estamos vivos. 

Casi un cenentar de artistas de aquellos años, con la primera guitarra eléctrica que hubo por estos lares, la de Los Joristers, viajaron en el tiempo devolviendo el golpe a base de anécdotas y recuerdos. La pena es que nadie de otras generaciones estuviera allí para seguir abriendo puertas. Pero queda aquí la historia, como la del melocotón de Cieza que, en forma de admiración y amor a la música, lanzó uno de los tres ciezanos que fueron a Madrid a ver a los Beatles en el inicio del verano de 1965.

Una foto de todos los presentes, para bailar bien defendidos ante los golpes del tiempo y aun sabiendo que perderemos el combate, la reunión de los pioneros de la música y sus recuerdos, el brillo en sus ojos y los abrazos y miradas mientras contaban sus anécdotas refuerzan lo que ya hemos escrito muchas veces. La victoria es estar aquí, ahora, y volver a la felicidad. El trabajo de Toni y Pedro es un golpe al tiempo. Un libro maravilloso que nos enseña muchas cosas más allá de que la música en Murcia fue tan importante como ahora hace más de medio siglo. Y que sus protagonistas han conseguido vencer. Vale.