Opinión | Escaño cero

¡Viva España y olé!, Fernando

Resulta chocante la actitud beligerante de López Miras mientras ignora y desatiende las desigualdades que genera con su propia acción de gobierno

Fernando López Miras.

Fernando López Miras. / LOYOLA PEREZ

Clama el PP contra las desigualdades que generan, según ellos, los acuerdos del PSOE con los independentistas para la investidura de Sánchez, predicando, como antaño se predicaban las cruzadas, una lucha sin descanso para impedir una España desigual y divida. López Miras, incluso, la vitorea al grito de «¡viva España!» en plena Plaza Belluga, casi al punto del colapso respiratorio.

Resulta, sin embargo, curiosa esta proclama en un partido que votó sistemáticamente en contra de todas las medidas del escudo social desplegado por el Gobierno central en plena pandemia, que favoreció, cuando gobernaron, la precariedad en el empleo con su reforma laboral de 2012, que congeló en la práctica el SMI y las pensiones con incrementos ridículos, y que recortó la prestación por desempleo a los parados mientras amnistiaba a 31.484 defraudadores de la Hacienda Pública, por poner solo algunos ejemplos de medidas que ahondaron verdaderas grietas de desigualdad entre españoles/as.

Como también resulta chocante esta actitud beligerante de López Miras mientras ignora y desatiende las desigualdades que genera con su propia acción de gobierno, tan notables y escandalosas como la discriminación que todavía sufren los/as alumnos/as de las 31 rutas sin transporte escolar y los/as que reciben clases durante años en barracones prefabricados, o como la que soportan los pacientes del Área III de Salud, que acuden a una consulta especializada después de esperar 206 días de media (la ley establece 50), mientras que si eres paciente del Área I esperas 42 y 95 de media regional.

Y qué decir de las personas dependientes, cuya solicitud para acceder al Sistema de Dependencia tarda 504 días de media en resolverse, de los que 254 transcurren desde el reconocimiento del grado hasta la concesión de la prestación, cuando en otras CC.AA como Castilla y León, por ejemplo, todo se resuelve en un plazo medio de 127 días. O de los/as jóvenes que no pueden acceder al Bono Alquiler Joven, que les ayudaría a emanciparse, porque no se ha ejecutado ni un euro de los 17,2 millones que el gobierno que tanto criticas, Fernando, puso a tu disposición en 2022. O de las familias que estando por debajo del umbral de la pobreza les deniegas una beca de comedor escolar porque consideras que 9.450 euros de ingresos anuales en una familia de cuatro miembros son suficientes.

¿Desigualdades dices, Fernando? ¿Y dices que vas a ir a contarlo a Bruselas? ¿Todo esto también?