Opinión | El blog del funcionario

A Gestoso lo han dejado solo

Se equivoca quien piense que son cuatro locos extremistas después de una noche de borracheras quienes están llenando las calles y las plazas de este país pidiendo rebelarse, son una parte importante de las bases de la extrema derecha

Luis Gestoso.

Luis Gestoso. / Juan Carlos Caval / LMU

Alguien debería decirle al concejal del Ayuntamiento de Murcia, Luis Gestoso, (Vox) que sus compañeros lo han dejado solo en medio de la plaza de la Glorieta, y que todos sus compañeros de partido están colocándose de dos en dos y de consejería en concejalía, y, como dice el inigualable Víctor Manuel, «cogidos de la mano se les ve pasear por el jardín», mientras Gestoso va por la Glorieta dando bandazos y guantazos a diestro y siniestro.

Hace cinco años fue la pieza fundamental para que López Miras, después de perder las elecciones, no perdiera el sillón. Ahora, anda como alma en pena por ese ayuntamiento de Dios, enfrentándose hasta a su sombra si es preciso.

Se ha convertido el otrora líder de Vox en una especie de agente 007 con licencia para disparar donde quiera, pero mientras sigue rebelándose contra todo y contra todos, sus compañeros lo ven ya como una especie de ‘elefante’ en una cacharrería. Eso sí, le han quitado las balas de verdad y le han puesto balas de fogueo.

Antelo ha conseguido un altavoz tan alto como él, ni tan siquiera pensó en Gestoso para que le acompañara en el Gobierno regional, ni para una Dirección General tan importante como era emergencias, en la que, sin duda, tenía un gran bagaje.

En Cartagena también han conseguido refugiarse bajo las faldas de la alcaldesa, que no ha tardado ni tres meses en pedir un salvavidas, y eso que su intención era nadar a contracorriente los cuatro años, pero es más fácil navegar en un yate que en una patera.

En Lorca también tardarán pocos días en buscarle hueco a la ultraderecha, sobre todo ahora que España está partida en dos. Con Molina y Cieza, son cuatro de la media docena de municipios que suman casi el 80% de la población (si se incluye la capital, me refiero a Murcia, no a Cartagena) en los que la extrema derecha entra a formar parte del Gobierno municipal, la misma que una parte en Cartagena pide un «golpe de estado ya», que saca carteles pidiendo prisión para el presidente Sánchez y Puigdemont, o que pregunta «¿Dónde está la Guardia Civil?».

Y se equivoca quien piense que son cuatro locos extremistas después de una noche de borracheras quienes están llenando las calles y las plazas de este país pidiendo rebelarse, son una parte importante de las bases de la extrema derecha.

Pero mientras, en los próximos días, sobre todo tengo claro que el día que se vote la candidatura de Pedro Sánchez a presidente (si es que los cobardes de Junts no vuelven a huir, que lo dudo), querrán salvar su culo y su dinero por encima de la dignidad, y habrá una gran manifestación en Madrid. 

Espero que entonces alguien se acuerde del ‘guerrero’ Gestoso y no lo vuelvan a dejar solo luchando contra molinos de viento con su Sancho Panza particular como único escudero.