La Opinión de Murcia

La Opinión de Murcia

Dos veces breve

El condado separatista de Castilla

Cuando la historia ya ha logrado consagrarse en estatuas todo lo perdona, con la ayuda siempre de la ignorancia. Aunque el nacionalismo español más rancio suela remontar su origen hasta adueñarse de Pelayo, su núcleo duro es Castilla, cuya soberanía respecto del Reino de León viene de la larga puja por la independencia que llenó la vida del Conde Fernán González, cuajada de traiciones, luchas contra su rey, astutas sumisiones, felonías y hasta pactos nefandos con el enemigo. Pese a que no logró formalmente en vida esa independencia, el Conde la construyó de hecho, tal como la historia y la estatuaria hoy le reconocen y ensalzan. De esa gesta histórica separatista, tan falaz como todas, viene el nacionalismo castellano, corazón ardiente del español. De hecho en la plaza de Oriente de Madrid hay una bella estatua de Fernán González al que titula «El conde independiente de Castilla».

Compartir el artículo

stats