20 de agosto de 2019
20.08.2019
Tribuna libre

Colectores de Emuasa y retraso del soterramiento

Esperamos que ADIF tenga un plan porque no tendría gracia que una empresa que depende del Ayuntamiento fuera la culpable de la ralentización de las obras

20.08.2019 | 04:00
Colectores de Emuasa y retraso del soterramiento

Ver al alcalde Ballesta denunciando a Adif por el retraso de los colectores de Emuasa causa risa. Una risa hastiada de quien lleva siete años guardando papeles y tratando de alargar lo más posible la solución o, por qué no, evitarla, puesto que al AVE en superficie que pretendían traer nada le estorbaban los colectores que sí interferían el soterramiento, por mucho que Emuasa tuviera la osadía de afirmar públicamente lo contrario hace tan solo unas semanas.

Y del hastío que provoca las risas a los vecinos se pasa al sofoco, contemplando la foto en la que quieren basar su fingida denuncia: un colector de convergencia fuera del ámbito del soterramiento, que en modo alguno puede justificar la ineficiencia y la impericia de quien tiene bajo su responsabilidad la eliminación de unos cauces hidráulicos municipales para poder llevar a cabo el compromiso emanado del convenio de 2006: el soterramiento de las vías. Aunque de manera explícita la decisión se tomara algunos años más tarde.

Los colectores se licitaron en tres lotes por primera vez en 2016 y se adjudicaron todos ellos: El colector norte adjudicado a la empresa Ruiz Alemán, el colector sur a Dragados y el colector de confluencia, a OHL. Así se anunció a bombo y platillo el 9 de septiembre de aquel año. Con lo que el AVE por fin iba a poder llegar a la ciudad de Murcia, después de una década de dejación y retraso de las obras.

De aquellos tres lotes, el único que se terminó fue el primero, el colector norte, porque sobre él se habría de instalar la vía provisional en superficie que sustituyera a la antigua vía que habría de ser desmontada para las obras de Soterramiento. La empresa Ruiz Alemán cumplió objetivos y plazos, mediado el 2017, incluida la travesía del colector bajo las vías a cota -6 m, en búsqueda del colector sur, adjudicado a Dragados y el de confluencia, adjudicado a OHL.

Aunque el objetivo principal era resolver la interferencia del gran colector Norte-Sur, perpendicular a la trama ferroviaria, para poder ejecutar el proyecto del soterramiento, las obras comprendidas en estos proyectos contemplan igualmente desvíos de diversas redes hidráulicas que se han de ejecutar previamente a las del soterramiento para poder garantizar el servicio de alcantarillado, agua potable, red de riego de la zona y, sobre todo, el drenaje de las zonas que comprenden el barrio de El Carmen, Infante Don Juan Manuel, Santiago El Mayor, San Pío X y Barrio de El Progreso.

Y por más que lo lamentemos, los colectores que ahora molestan no se terminaron; Emuasa decidió revocar el contrato con Dragados, aunque la razón de aquella rescisión es completamente opaca. Y contemporánea con diversas irregularidades en las obras del AVE a Murcia que salieron a la luz, tales como una investigación sobre los sobrecostes en la línea del AVE que todavía anda por los juzgados, sin olvidar la supresión de un puente sobre la Senda de los Garres que llegó a ser adjudicado y denegado a una empresa constructora, sin tan siquiera haber sido publicado en el BOE.

Así fue pasando el tiempo hasta que en 2018, salió la segunda licitación, adjudicado en 2016, rescindido en 2017 y vueltos a licitar de nuevo. De aquella última licitación de 2018 apenas sabemos nada. No sabemos si se rescindió o se acabó quedando desierta. El caso es que una vez más en febrero de 2019, por fin Emuasa, Ayuntamiento de Murcia y Gobierno regional, según sus declaraciones, caen en la cuenta que el tren llegaba soterrado, y vuelve a salir (van tres con esta), «con urgencia porque pueden retrasar las obras del soterramiento», la licitación de los colectores que fue publicada en marzo en las páginas de contratos públicos.

En todo este panorama surge lo que no podemos calificar sino de MERO paripé: la foto del alcalde Ballesta, el flamante consejero de Fomento, Díez de Revenga, al que damos desde aquí nuestra enhorabuena, el concejal de Huerta Navarro Corchón y el nuevo concejal de Fomento, Mario Gómez (Cs), que cuando era oposición denunciaba el coste de aquellos colectores por no ajustarse a lo indicado por ADIF, que obligó a Emuasa a sacar una nota de prensa para desmentirle.

En un ámbito que no guarda relación alguna con el problema de los colectores que interfieren el soterramiento y retrasan sus obras, tratando de confundir a la ciudadanía. Seamos claros señores fotogénicos: el problema no es el colector de confluencia, si tan siquiera el colector sur que podrán construirlo cuando quieran porque no interfieren las obras del Soterramiento.

El problema es mucho más sencillo: dos conducciones hidráulicas municipales que desde 2006 saben ustedes que interferirían las obras del soterramiento y que aún están sin tocar; una que impide el acceso al túnel desde los Dolores y otra, a la altura de la calle Juan Marín de Santiago el Mayor que impide el vaciado del túnel hacia la Estación. Cualquier pie de foto, menos eficacia, aptitud, pericia o competencia.

En junio, las obras del Soterramiento van a toda prisa, menos donde tienen que ir los colectores, y todo el mundo se empieza a hacer preguntas que llegan a los oídos de Emuasa, quien el 19 de Junio responde, mediante una noticia en prensa, que tiene «luz verde para desviar los dos colectores que se topan con las obras del soterramiento de Murcia».

Parece que la cosa va bien y que todo sigue su ritmo, así que no hay que preocuparse. Sin embargo, como todo el mundo anda con la mosca detrás de la oreja, la plataforma Pro-Soterramiento decide proponerle a los dos únicos partidos de la oposición una moción en el primer pleno de la nueva corporación municipal, preguntando por los colectores y su adjudicación.

A esta moción el PP responde con otra firmada y consensuada por Cs y VOX justo el día que según la huella de la página de contratación del estado se abrían las plicas de las ofertas para adjudicar los susodichos colectores. ¡Coincidencias de la vida! Pocos días después, amparados en la canícula veraniega, el alcalde, el concejal de su gobierno antes en la oposición, y el consejero de Fomento, que antes de serlo reconocía en Onda Cero que el problema de los colectores era únicamente de Emuasa, salen diciendo que el problema es de ADIF porque no les aprueba el presupuesto ni el proyecto.

Los hay mal pensados que llegan a imaginar que de lo que se trata es de poner en apuros a los técnicos de ADIF ante el aprieto que supone para la nueva a UTE Acciona-Ferrovial, tener preparada la llegada del AVE soterrado en 15 meses o a quien llegó a comprometerse a tener resuelto el cierre provisional del paso a nivel de Santiago el Mayor en 8 meses.

Y así vamos, para 2019, con una primera licitación de 2016, y esperando. Lo mejor de todo esto es que el PSOE en vez de responder clarificando la situación, hace un comunicado políticamente correcto, no sé si será por aquello del sentido de estado.

Esperamos que ADIF tenga un plan provisional para que la obra no se retrase más de lo debido, porque no tendría gracia que una empresa pública dependiente del Ayuntamiento de Murcia, Emuasa, fuera la culpable del retraso de las obras del soterramiento y la liberación del paso a nivel de Santiago el Mayor por simple y pura ineficiencia. Estamos seguros de que si Emuasa fuese pública trabajaría mejor y no provocaría estos desaguisados de los que saldrá de rositas, porque siendo privada tiene gestores de la administración pública en connivencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook