Felipe VI se ha reunido este martes con el secretario general iberoamericano, el chileno Andrés Allamand, a quien ha confirmado su asistencia a la 28 Cumbre Iberoamericana que tendrá lugar en la República Dominicana los próximos 24 y 25 de marzo.

Será la quinta reunión de alto nivel de los jefes de Estado y de Gobierno iberoamericanos a la que asista don Felipe desde que accedió al trono, después de participar en las de Veracruz (México) en 2014; Cartagena de Indias (Colombia) en 2016; Antigua (Guatemala), en 2018 y Andorra en 2021.

Allamand ha agradecido al monarca "el compromiso inquebrantable de la Corona española con la comunidad iberoamericana en las últimas tres décadas" y el que haya confirmado su asistencia, informa la Secretaría General Iberoamericana (Segib) en un comunicado.

Está previsto que don Felipe participe en la cumbre de Santo Domingo junto al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

La cita con el exministro chileno de Exteriores ha tenido lugar en el despacho del rey en el Palacio de la Zarzuela, después del saludo en el Salón de Audiencias.

Es habitual que el máximo responsable de la Segib, cuya sede está en Madrid, departa con el monarca en puertas de la reunión de los jefes de Estado y de Gobierno para ponerle al tanto de los preparativos de la cumbre iberoamericana.

A la audiencia se ha sumado el secretario de Estado para Iberoamérica y el Caribe y el Español en el Mundo, Juan Fernández Trigo.

Allamand ha destacado "la oportunidad única" que ofrece la cumbre iberoamericana para "reforzar las relaciones birregionales" entre la UE y Latinoamérica, asunto que España incluirá entre sus prioridades durante su presidencia comunitaria en el segundo semestre del año.

La reunión de alto nivel de República Dominicana se desarrollará bajo el lema "Juntos por una Iberoamérica justa y sostenible", al tener como principales materias de debate la seguridad alimentaria, el medioambiente, los derechos digitales y una nueva arquitectura financiera, añade la nota.

El foro se iba a haber celebrado en noviembre del pasado año, pero finalmente se aplazó a marzo.

Será la primera cumbre íntegramente presencial desde que estalló la pandemia de la covid-19, puesto que la de Andorra tuvo un formato híbrido.

El rey ya se entrevistó con el exministro chileno de Exteriores en la Zarzuela en marzo del pasado año pocas semanas después de que asumiera el cargo de secretario general iberoamericano en sustitución de la costarricense Rebeca Grynspan.

Allamand es el tercer titular de la Segib desde la creación de este organismo en 2005, después del uruguayo Enrique Iglesias, que ostentó el cargo hasta 2014, y de Grynspan, actualmente al frente de la Conferencia de Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (Unctad).