Alberto Núñez Feijóo ha fichado al economista y abogado Pablo Vázquez, que presidió Renfe entre 2014 y 2016 con Íñigo De la Serna al frente del Ministerio de Fomento (hoy también colaborador de Génova), ponerse al frente de la Fundación Concordia y Libertad. El líder del PP está decidido a reactivarla como ‘think tank’ vinculado a las siglas populares y atraer talento de fuera de la política.

Vázquez, que también ocupó el cargo de subsecretario de Sanidad y Consumo y trabajó en el Gabinete del presidente del Gobierno entre 1996 y 1998, y entre 2000 y 2002, asesorando en distintas cuestiones económicas y sociales, abandona su puesto en la consultora McKinsey&Company, una de las más relevantes a nivel internacional.

Según dice Génova, su encargo será “diseñar los grupos de trabajo y selección de perfiles” que deben convertir a la Fundación Concordia y Libertad en “una herramienta imprescindible para configurar el proyecto del partido”

Vázquez es licenciado en Derecho y realizó su postgrado en Economía en la Universidad de Berkeley (California). Además de presidente de Renfe, antes lo fue de INECO (2012-2014), y también ejerció como director ejecutivo de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (FEDEA). 

Durante su paso por la compañía ferroviaria pública cerró la compra de la nueva generación de trenes AVE, que supuso la mayor inversión en material de la historia de la operadora. Al abandonar la presidencia de Renfe también dejó la relativa al consorcio de empresas del AVE La Meca-Medina, y lo hizo después de lograr un acuerdo con Arabia para terminar la obra.