Movilidad

Todo el transporte público de Murcia será gratuito en Navidad

El equipo de Gobierno de José Ballesta presenta las líneas maestras del Plan de Gestión de Movilidad Urbana para afrontar los problemas estructurales y coyunturales del tráfico

Varios autobuses de Murcia en una foto de archivo.

Varios autobuses de Murcia en una foto de archivo. / L.O.

Todo el transporte público será gratuito entre el 1 de diciembre y el 7 de enero. Es una de las medidas de urgencia que va a poner en marcha el Ayuntamiento de Murcia para afrontar los problemas de movilidad que se han generado por las obras de movilidad, y otros que arrastra el municipio desde hace décadas. Según fuentes municipales, con esta decisión se prevé el incremento del uso de este tipo de transporte, autobuses y tranvía, entre un 20 y un 50 por ciento durante el periodo navideño, momento en el que la ciudad sufre un estrés extraordinario de tráfico y llega a duplicar su población. Esta medida también funcionará como un "banco de pruebas" de cara al próximo modelo de transporte que se pondrá en marcha el año que viene.

La gratuidad de los autobuses es una de las medidas urgentes que se incluyen en el Plan de Gestión de Movilidad Urbana, que este martes han presentado el alcalde de Murcia, José Ballesta, y el concejal de Movilidad, José Francisco Muñoz, tras una reunión con representantes de la sociedad civil. Este plan recoge 100 medidas distribuidas en 12 bloques temáticos e inspiradas en cinco líneas maestras: poner en el centro la actividad de las personas y recuperar espacio para el peatón, la articulación de red de aparcamientos disuasorios en superficie y subterráneos, un nuevo modelo de transporte público ecológico, moderno y ágil, y la ordenación del tráfico y la circulación en el municipio, que tiene, según el alcalde, "tanto problemas crónicos y estructurales, como coyunturales", por las obras de movilidad.

Otras de las medidas urgentes será la gratuidad de todo el sistema público de bicicletas (MuyBici), también del 1 de diciembre al 7 de enero. Con esta medida, el Ayuntamiento espera promocionar el uso de este medio y de los carriles bici.

Además, se reforzarán las líneas de autobuses que cuentan con mayor afluencia de viajeros (las líneas 28, 30, 31, 44, 91 y probablemente también la línea 50). Este refuerzo será efectivo a partir del 1 de diciembre y hasta que entre en vigor la próxima concesión del servicio. 

Reunión entre alcalde de Murcia y edil de Movilidad con representantes de la sociedad civil.

Reunión entre alcalde de Murcia y edil de Movilidad con representantes de la sociedad civil. / Juan Carlos Caval

También se establecerá por primera vez en Murcia un sistema de transporte a demanda. En este sentido, se realizará una prueba piloto durante los meses de diciembre y enero, desde las pedanías al centro de la ciudad, en las líneas de bus 1 (Alquerías-Llano de Brujas-Puente Tocinos-Murcia) y 2 (Alquerías-Los Ramos-Torreagüera-Beniaján-Los Dolores-Murcia), también durante toda la época navideña, tanto en horario verpertino como nocturno.

Otro anuncio relevante vinculado con la movilidad en Murcia es la implantación inmediata de los autobuses eléctricos y las líneas BTR para el tranvibús. Se realizarán pruebas de carga y velocidad comercial del BTR-Tranvibús, que se incorporará en la línea 26c, la línea que une Murcia con el Campus de la Salud de El Palmar. Este recorrido contará con dos autobuses eléctricos para transporte de pasajeros y uno más para pruebas en vacío. "Este modelo es una réplica del tranvía, puesto que tienen casi las mismas funcionalidades", indicó el regidor murciano.

Por otra parte, Ballesta, que recordó que hay muchas medidas que ya se han puesto en marcha como la ampliación de las zonas de carga y descarga o la implantación de cámaras de control del tráfico, informó de que las reuniones con representantes de la sociedad civil continuarán durante las próximas semanas.

Autobuses a demanda

En cuanto al novedoso sistema del transporte a la demanda, el edil de Movilidad, José Francisco Muñoz, explicó que se trata de un instrumento que se está utilizando en muchas ciudades y que aúna elementos tecnológicos con otros relacionados con la propia prestación del servicio. En las rutas donde se aplicará, las líneas 1 y 2, los usuarios haran uso de una aplicación móvil para hacer una reserva de la parada indicando el horario deseado. "Toda esa información de las demandas de los distintos usuarios llegará a esa aplicación móvil y con eso se configura el horario adecuado para el servicio; de esta manera conseguiremos optimizar recursos y ser más eficientes", señaló Muñoz, que aclaró que esta prueba piloto no sustituirá ninguna de las líneas ordinarias.