La Junta de Gobierno daba ayer luz verde a dotar con dos arqueólogos el Centro Municipal de Arqueología, que de esta manera comenzará a funcionar de manera inmediata. La misión de este centro será colaborar activamente en una adecuada protección del patrimonio histórico y arqueológico del municipio, así como de los elementos y edificios susceptibles de estudio arqueológico. Así, entre las actividades principales que se llevarán a cabo destacan la coordinación de servicios, la realización de informes y proyectos, así como la inspección de trabajos.