A las nueve y cuarto de la noche de este jueves, varias zonas de Murcia se han quedado completamente a oscuras. Los edificios, iluminados por las luces, se han fundido de repente a negro. El motivo de los cortes eléctricos que se han producido en el centro de la ciudad y en pedanías cercanas ha sido el fuego.

Fuentes consultadas por La Opinión han explicado que un incendio de unos matorrales ha afectado a las torres de Iberdrola de Espinardo. A pesar de que no ha sido de una magnitud importante, las llamas han consumido esa vegetación que se encuentra pegada a la subestación eléctrica, y ha provocado el corte del suministro de manera momentánea y en repetidas ocasiones.

Además, otro incendio que ha tenido lugar a la misma hora en la misma pedanía también ha 'sumado' para que la luz fuese y viniese. En esta ocasión, el fuego se ha originado en la calle San Ignacio, por enganches ilegales para cultivos de marihuana.

Los Bomberos del Ayuntamiento de Murcia se han desplazado hasta ambas zonas y han podido controlar el fuego sin problemas.