El concierto de Iron Maiden en Murcia congregará, según datos del Ayuntamiento de Murcia, a unas 25.000 personas en el municipio y supondrá “un revulsivo turístico importantísimo para la ciudad y para la Región", señaló el concejal de Cultura y Turismo, Pedro García Rex, que cifró el impacto económico directo en cerca de 8 millones de euros, con un gasto medio por visitante de 300 euros.

Para que el evento se desarrolle con normalidad, el Ayuntamiento, en calidad de coorganizador, está trabajando desde hace meses “de manera coordinada” para afrontar los desafíos que supondrá el concierto en materia de logística y transporte.

Sobre la capacidad habitacional que tiene la Región de Murcia, el edil de Turismo recordó que Murcia tiene cerca de 5.000 plazas hoteleras “y evidentemente habrá que habilitar más soluciones (espacios exteriores, transporte público especial) para que toda la gente que venga pueda disfrutar en condiciones y con comodidad del concierto y de una ciudad como Murcia que tiene muchísimo que ofrecer”. Por su parte el alcalde de Murcia, José Antonio Serrano, indicó que las estimaciones de visitantes al evento es lo que demuestra que será algo que "afecte a toda la Región e incluso a los ayuntamientos próximos de otras comunidades".

“Conseguir a un artista como Iron Maiden no ha sido fácil”, ha señalado el responsable de la promotora Madness Live!, Juan Antonio Muñoz, que explicó que nos encontramos ante “una banda histórica, de las más grandes de la historia del heavy metal”. "Esperamos y estamos seguros de que la ciudad estará a la altura, porque es un reto, que ya hemos vivido en Madrid o Barcelona", indicó Muñoz, que hizo un llamamiento a la coordinación, "para que el evento sea exitoso y para que la imagen que proyecte la ciudad y el Ayuntamiento sea buena".