17 de junio de 2020
17.06.2020
La Opinión de Murcia
Ayuntamiento

El celo de Mario Gómez paraliza obras por valor de 200 millones

La mayor cuantía corresponde a licencias para proyectos de obras o urbanización previstos en el municipio y a los que el Servicio Técnico no da salida

16.06.2020 | 22:17
El celo de Mario Gómez paraliza obras por valor de 200 millones

El exceso de celo del concejal de Fomento, Mario Gómez (Cs), por controlar hasta el más mínimo detalle y poner en duda cualquier papel que se le pone sobre la mesa ha generado un atasco considerable en los proyectos y expedientes que deben tramitarse desde Contratación, una de las competencias que tiene asignadas, lo que ha llevado a la paralización de multitud de obras que, según fuentes municipales, estarían cerca de rozar los 200 millones de euros.

En este bloque de los expedientes que se encuentran paralizados tienen un peso muy destacado aquellos que corresponden a obras de edificación, proyectos de urbanización o de inversión de carácter privado, ya que tienen un valor cercano a los 185 millones de euros. A estos hay que sumar otra veintena de proyectos de obra de considerables dimensiones, valorados en otros 5 millones de euros, y que han sido redactados por Urbamusa y cuya dirección de obra corresponde también a la urbanizadora municipal.

Desde Urbamusa explican que entre las iniciativas que están paralizadas en Contratación destacan, por ejemplo, los centros municipales de Llano de Brujas o de Casillas, varios proyectos de deportes como mejora de campos de fútbol y vestuarios, así como la musealización de Santa Eulalia. Se trata de proyectos redactados y entregados desde hace meses y que están pendientes de licitación por el Servicio de Contratación, que depende directamente de la concejalía de Mario Gómez.

Las mismas fuentes dicen no entender el motivo de estos retrasos porque «son proyectos que ya cuentan con un presupuesto asignado y no deberían pararse», al tiempo que apuntan que al tiempo que ya se lleva de por sí la tramitación de la licitación y la adjudicación «hay que sumar todo el retraso que esán sufriendo sin ninguna justificación».

A las iniciativas redactadas por Urbamusa y a los expedientes de obras, edificaciones y nuevas urbanizaciones hay que sumar también otros 29 proyectos parados por la Oficina Técnica, dependiente también de Fomento, y que alcanzan un montante de 7,5 millones.

En el caso de los proyectos de urbanización, éstos deben seguir tres fases: planeamiento, reparcelación y urbanización. Desde Urbamusa explican que «mientras que hace años el planeamiento era el proceso que más se dilataba, ahora desde Urbanismo se ha agilizado muchísimo, mientras que la fase de urbanización, que era la más rápida se ha paralizado». Un trámite este último que debe resolver la Oficina Técnica de esta Concejalía.

Grupo de whatsapp que echa humo

Quienes también levanta la voz contra el trabajo de Mario Gómez son los pedáneos, quienes no saben ya cómo justificar ante sus vecinos que no lleguen las obras tantas veces prometidas y anunciadas. En Llano de Brujas, el alcalde pedáneo, Jesús Zapata, acusa directamente al edil de tener retenido en un cajón el proyecto del nuevo centro multiusos con biblioteca que se aprobó hace dos años. «Una paralización para la que no nos da ninguna explicación», dice.

En esto también coincide el pedáneo de Casillas, Serafín Muñoz, quien afirma no saber nada del edificio para el belén móvil de Casillas, incluido en el Plan de Inversiones en Pedanías. Muñoz dice haber enviado varios escritos al concejal preguntando, «pero nunca obtengo respuesta». La misma situación vive el pedáneo de Nonduermas, Isidro Zapata, quien dice haber preguntado a Gómez en persona por la ampliación del centro municipal «y me dice que no firma, que no está de acuerdo con el planteamiento». En este caso, Zapata insiste en que «con su actitud el concejal está perjudicando a todos los vecinos, además de bloquear el trabajo y la creación de puestos». La queja puede seguir con Corvera, donde Miguel Noguera también espera las obras del campo de fútbol y la reparación de los caminos que quedaron dañados con la última DANA.

Todos coinciden en no entender para qué Mario Gómez creó un grupo de whatsapp con todos los pedáneos, ya que «no sirve para agilizar nada, no nos escucha y de vez en cuando echa humo del cabreo que tenemos», afirman.

Preguntado por las acusaciones de paralización de proyectos, Gómez no se pronuncia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook