04 de febrero de 2020
04.02.2020
Justicia

Una de las estadounidenses propuso a uno de los acusados verse al día siguiente

La conversación aportada se corresponde con el día posterior al que denunciaron que había ocurrido la agresión sexual

04.02.2020 | 10:20
Una de las estadounidenses propuso a uno de los acusados verse al día siguiente

Los jóvenes acusados de agredir sexualmente a tres hermanas de nacionalidad estadounidense durante la pasada nochevieja en Murcia han aportado al juzgado un conversación a través de las redes sociales con una de las chicas en la que ella propone a uno de los denunciados ir a visitarlo a su apartamento.

La conversación se produjo el día 1 de enero, después de la supuesta agresión, a través de la red social Instagram.

En torno a las 8.30 de la mañana, una de las chicas escribió un mensaje a uno de los acusados, en el que le dice que finalmente no se marchó en autobús ese día (los acusados acompañaron a las hermanas a la estación de Murcia), sino que permanecía en la ciudad, y le preguntaba si podía ir a su apartamento así como su dirección.

Para el abogado de los acusados, Melecio Castaño, ese mensaje es "una prueba más de que estamos ante una denuncia falsa", por lo que ha reiterado su petición de "cese inmediato de las medidas cautelares" impuestas a sus defendidos, que no pueden abandonar España y deben comparecer en el juzgado semanalmente, así como que se archive la causa.

Castaño ha insistido en el "retraso" que está sufriendo la tramitación de este caso, originado en su opinión por las propias denunciantes, que abandonaron España sin ratificar su denuncia en el juzgado y en contra del criterio de la instructora, que llegó a emitir una orden europea para localizarlas el pasado 24 de enero, si bien unos días más tarde un despacho murciano se ha hecho cargo de su defensa.

Por último, el letrado de los acusados ha pedido que se proceda a visionar "todos los mensajes, fotografías, vídeos y audios" de los móviles de los acusados de los días 31 de diciembre y 1 de enero, así como las grabaciones de las cámaras de seguridad del pub donde supuestamente comenzaron los abusos sobre las hermanas y las de la estación de autobuses para corroborar su versión de que todos los actos fueron consentidos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook