29 de enero de 2020
29.01.2020
Televisión

Las cocinas de MasterChef se instalan en la plaza de la Catedral de Murcia

Decenas de ciudadanos se agolpan para tratar de captar con sus móviles algo de la grabación del popular programa de cocina

29.01.2020 | 12:08

"¿Se ve algo?", preguntaba una mujer. "Yo he visto a Pepe y a Jordi", contestaba una joven, subida en la repisa del Moneo, para tener mejor ángulo. Decenas de personas se arremolinaban en los alrededores de la Plaza del Cardenal Belluga de Murcia para intentar captar algo de la grabación que se estaba haciendo del programa de MasterChef. Pero todo estaba blindado.

Vallas de metal, carpas blancas que tapaban la escena y agentes de la Policía Local y Nacional vigilaban para que nadie pudiese captar con su móvil un instante de lo que en la céntrica plaza de la Catedral acontecía. Hasta una ambulancia de Samur se movilizó, por si acaso.

Y es que el programa está grabándose, pero aún ni ha empezado en Televisión Española la emisión de esta temporada, por lo que hay que preservar el secreto.

En la plaza en sí, bajo absoluto secreto, cámaras, una cabeza caliente, más policías y los esperados concursantes a los que aún no se pueden ver las caras. El popular chef Jordi Cruz guiaba a los del equipo rojo, formado por cinco personas. Su compañero, Pepe Rodríguez, charlaba fuera de plano con cuatro personas. Un par de decenas de camareros uniformados esperaban su turno para recoger los platos que preparaban los aspirantes. Aunque los espectadores tendrán que esperar a la emisión del programa para conocer sus intríngulis.

"Jordi, Jordi", coreaba un grupo de adolescentes, con la esperanza de llamar la atención del chef. Otras personas trepaban por las rejas de una ventana de la calle San Patricio.

Mientras, en la puerta del Moneo se concentraban 52 escolares de Sexto curso del colegio El Taller, de Molina de Segura. En su día, hicieron en clase su particular MasterChef y "el premio era venir un evento". Han ido todos, no solos los ganadores, y quieren ver "a los jueces", aunque muy especialmente al tan aclamado Jordi Cruz. "Estamos esperando a ver si salen", comentaban, gorro de cocina en la cabeza. "En Halloween hicimos como un MasterChef en el cole y ellos prepararon platos terroríficos", apunta una de las docentes que capitanea a los alumnos.

A destacar que en la grabación del programa en Murcia la tercera componente del equipo de jueces, Samantha Vallejo-Nágera, lucía unos pendientes en forma de paparajote, los cuales les regaló el alcalde, José Ballesta, el pasado domingo durante la gala que hubo en el Romea con motivo de Murcia Capital Gastronómica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook