06 de noviembre de 2019
06.11.2019
La Opinión de Murcia
Política

Tensión y calma en la elección del pedáneo de Guadalupe

José Joaquín Arias Ortiz, de Vox, será el nuevo presidente de la Junta Municipal de la pedanía con el apoyo de PP y Cs y tras ser el cuarto partido más votado en las pasadas elecciones

06.11.2019 | 22:03
Luis Gestoso felicita a José Joaquín Arias Ortiz, nuevo pedáneo de Guadalupe por Vox

Tensa calma en la constitución de la Junta Municipal de Guadalupe. Nunca antes la política había pesado tanto en una pedanía de 7.000 habitantes. Los pactos entre el Partido Popular, Ciudadanos y Vox para el reparto de los bastones de mando en las pedanías habían llevado a la formación de Santiago Abascal a lograr bajo promesa de los otros dos partidos el gobierno de Guadalupe.

Más de un centenar de personas se congregaban en el centro cultural de la pedanía en la noche de este miércoles para seguir la votación de los vocales y, sin sorpresas finales, José Joaquín Arias Ortiz, de Vox, fue elegido nuevo pedáneo.

En los días previos a la constitución de esta junta, se hizo público el acuerdo tácito entre PP y Cs, los dos partidos conservadores que gobiernan desde junio conjuntamente en el Ayuntamiento de Murcia, por el que el grupo municipal de Vox lograría tener pedáneo en las pedanías de Guadalupe, Aljucer, Santo Ángel, San Pío X y La Albatalía a cambio de prestar su apoyo a las otras formaciones en el resto de territorios del municipio.

Varios mensajes corrieron esta semana por los móviles de los vecinos de Guadalupe, llamando a la movilización y a la protesta por el pacto entre las formaciones de derecha en la noche en la que se elegiría al pedáneo. Por todo ello, la presencia de la Policía Nacional y la Policía Local en las puertas del centro cultural se hizo necesaria para evitar males mayores.

Y es que no ha sentado nada bien entre una parte importante de la población que el cuarto partido más votado en las pasadas elecciones municipales, cuando Vox logró un solo vocal, alcance el puesto de pedáneo con el apoyo de PP (tres vocales) y Cs (un vocal), frente a los cuatro vocales de PSOE.

Dentro, ya en la sala donde se procedería a la votación para pedáneo, un puesto al que solo se presentaban José Joaquín Arias Ortiz por parte de Vox y Sebastián Peñaranda, del PSOE Y antiguo pedáneo de la Junta y concejal en el Ayuntamiento de Murcia, la tensión y la calma jugaban a partes iguales entre los vecinos. Una ristra de diputados regionales y altos cargos del PSOE, con el secretario general Diego Conesa y José Antonio Serrano como portavoz municipal del PSOE a la cabeza, mostraban su apoyo al candidato socialista, que durante su discurso llamó a la calma entre los vecinos y mostró lealtad personal a quien saliera elegido como pedáneo.

Sebastián Peñaranda comenzó su discurso criticando las declaraciones de Vox donde señalaban que el PSOE quería "incitar a la violencia": "En mis bolsillos solo tengo chuches y golosinas, porque necesito azucar". El exconcejal mostró su rechazo a Ciudadanos, tras compartir con ellos el gobierno de la Junta Municipal en la legislatura pasada. "Ahora se han repartido en los despachos" las pedanías, en referencia también a los pactos entre PP y Cs de gobernar dos años cada uno.

"Vox consiguió un respaldo insuficiente", señalaba Peñaranda, que tachó a la formación de "ultraderecha", algo que levantó un breve murmullo, el único gesto que hubo del público más allá de los aplausos finales de los discursos.
"El PSOE aceptará el resultado y propondrá ideas y apoyará las que vengan de otros partidos, mostrará lealtad personal al presidente que salga de la junta", concluyó el expedáneo.

El ahora pedáneo, José Joaquín Arias Ortiz, comenzaba su discurso mostrando un perfil muy familiar y aseguró que se implicaría con "todos los vecinos". La educación, las alternativas de ocio, la seguridad en los parques y vía pública de la pedanía serían sus objetivos a perseguir: "Solo Vox garantiza todo esto". Durante su discurso, varias jóvenes protestaron en silencio levantando pancartas en el acto, donde acusaban a Vox de "facha".

La votación final dejó cinco apoyos para Vox y cuatro para el PSOE, que tuvo como testigo del Consistorio al concejal de Deportes y Salud, Felipe Coello. Arias se abrazó al subir al escenario tanto a él como al vocal de Ciudadanos y tomó el bastón de mando. La tensión se diluyó con los aplausos de toda la sala, en mayor o menor volumen.

El portavoz de Vox y número tres al Congreso por Murcia el próximo 10N, Luis Gestoso, fue el que felicitó al nuevo pedáneo su elección, junto al concejal de la formación en el Ayuntamiento, José Ángel Antelo.

A las nueve de la noche, los vecinos marchaban ya sus casas, solo unos pocos se quedaron a las puertas del centro cultural, alguno señalaba a Vox como "la ultraderecha mala", pero ni un grito, ni un momento de tensión y con la Policía relajada. La política no alteró a esta pedanía pequeña de Murcia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook