26 de octubre de 2019
26.10.2019
La Opinión de Murcia
Quejas

Carta abierta de los alumnos del Conservatorio Profesional de Danza

Parte del techo del edificio se desplomó en un aula en la que se impartía clase y los estudiantes consideran que es la gota que ha colmado el vaso

26.10.2019 | 17:27
Carta abierta de los alumnos del Conservatorio Profesional de Danza

Llevaban tiempo reclamando mejoras en el edificio del Conservatorio Profesional de Danza de Murcia. Padres y alumnos volvieron a sufrir esta semana las consecuencias del deteriorado estado del inmueble, cuyo techo sufrió por la mañana un desplome en una de las aulas en las que se estaba impartiendo clase de danza clásica.

Esta situación llevó a que un grupo de alumnas hicieran un plante frente al edificio del Conservatorio de Danza de Murcia, negándose a entrar a clase hasta que se solucione el problema.

"Las alumnas no pueden seguir dando clase en estas circunstancias, con techos que se vienen abajo, suelos de madera levantados y sin calefacción ni aire acondicionado. Pasando frío en invierno y calor en verano al tener que ir vestidas con los mallots", lamentaron los padres de las alumnas este viernes.

Ante esta situación y, a pesar de la promesa de la Consejería de Educación de que en noviembre empezarán las obras para cambiar todos los falsos techos, los alumnos del Conservatorio de Danza de la Región de Murcia han compartido una carta abierta:

Se nos rompe a pedazos

Los alumnos del Conservatorio de Danza de la Región de Murcia queremos transmitir nuestro malestar con la administración y con la sociedad.

Durante años no hemos querido protestar, siempre se nos ha contado que lo mejor está por llegar.

Estamos hartos de soportar un edificio decadente que se deshace por momentos. Lo último, el aula 3.17, el pasado jueves 24 octubre, el techo se desploma en plena clase, nunca sucede nada, menos mal, podíamos haber salido mal parados y eso sí, el susto no nos lo quita nadie. Otra vez más la suerte nos acompaña, es solo un rasguño. ¿Necesitan las instituciones que suceda algo grave o que nuestra integridad física se vea afectada para tomar medidas?

No es algo nuevo, los que llevamos años aquí hemos visto trozos de fachada en el suelo, una contraventana caer sobre una compañera, el techo ha caído en alguna otra ocasión, los suelos en condiciones pésimas y algunas cosas más. El estado del edificio es lamentable, las aulas insuficientes, los espacios limitados y no se adaptan a las necesidades que demandamos.

Queremos que nos hagan caso, que nos escuchen y no nos obliguen a asistir a duras clases, muchas horas, sin que nuestras aulas y el edificio estén aptas para la enseñanza.

¿Hay alguien al otro lado?

Gracias

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook