18 de febrero de 2019
18.02.2019
La Opinión de Murcia
Economía local

Las grandes superficies ponen en peligro a los comercios tradicionales de la zona sur

Los propietarios de pequeños y medianos establecimientos de El Palmar, San Ginés, Aljucer, La Alberca y Sangonera comienzan a organizarse y piden ayuda al Ayuntamiento para seguir abiertos

17.02.2019 | 18:48
El presidente de la Asociación de Comerciantes de El Palmar, Joaquín López, en su tienda de pinturas de la pedanía.

El pequeño comercio lleva años superando obstáculos, pero la continua apertura de grandes establecimientos le está causando un daño del que difícilmente se podrá reponer por sí solo. En el centro de la ciudad se puede ver cómo un local sí y otro no de la Gran Vía está cerrado con el cartel de 'Se alquila', el comercio tradicional apenas puede luchar contra los precios, descuentos, grandes campañas y libertad de apertura con la que cuentan centros comerciales y grandes superficies, un problema que ahora se está trasladando a la zona suroeste del municipio. Algunos comerciantes de El Palmar, La Alberca y otras pedanías del entorno ya sufrieron un envite con la apertura de los primeros establecimientos que se pusieron en marcha junto al nuevo residencial que se está construyendo muy cerca del Hospital Virgen de la Arrixaca.

Ahora, dos años después se anuncia la próxima apertura de otro local de una cadena de bricolaje en la zona de la pedanía de San Ginés que los propietarios de pequeños y medianos comercios ven con temor. Por ello, los afectados han decidido ponerse en contacto entre ellos y organizar algún tipo de acción con la que hacerse oír en la Glorieta.

El presidente de la Asociación de Comerciantes de El Palmar, Joaquín López, explica a LA OPINIÓN que «estamos sufriendo día a día las consecuencias de la apertura de estas nuevas cadenas y ahora nos llegan noticias de un nuevo almacén Bricomart, para el que ya están buscando personal, un almacén enfocado a los profesionales y que los atrae con precios 'low cost', un local que nos hará mucho daño a todos».

Ante esta situación, López asegura que ya se ha puesto en contacto con los portavoces de los comerciantes de otros pueblos como San Ginés, Sangonera la Verde, La Alberca o Aljucer para ver qué pueden hacer. «Estamos preparando un escrito que vamos a dirigir al Ayuntamiento para explicar nuestras quejas y pedir que se tome alguna medida, ya que de lo contrario el 30 por ciento de los comercios del entorno estará en peligro». Al tiempo que afirma que «nos han cerrado la pedanía rodeándonos de grandes superficies». A lo que se suman las consecuencias de la oleada de robos que hay en la pedanía.

Entre las peticiones que hacen estos comerciantes está la de alguna bonificación en el recibo del IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles), «lo que podría darnos algo de aire», subrayan.

Precisamente esta es una de las medidas que desde Cambiemos El Palmar se va a plantear este lunes en la reunión de los portavoces de la junta municipal con el objetivo de que se sumen el resto de grupos y así poder llevarlo al Pleno del próximo 25 de febrero. La vocal de Cambiemos El Palmar, Ana Serrano, considera que «es fundamental que se ayude al comercio tradicional, por lo que pediremos al Ayuntamiento de Murcia una rebaja del IBI para los establecimientos de la pedanía afectados por la apertura de grandes superficies». Además, recuerda que con la apertura de Leroy Merlin el Consistorio se comprometió a mediar para que se contratara a vecinos de El Palmar, «algo que no han hecho», afirma.

Acera y carril bici

Por su parte, Ginés Mirón, vocal de Cambiemos San Ginés, reclama que, ante la apertura de Bricomart en la pedanía, el Ayuntamiento y la empresa se pongan de acuerdo para hacer un tramo de acera y carril bici, con su iluminación correspondiente, desde la Costera Sur a la entrada del Polígono Industrial con el fin de garantizar la seguridad de los peatones y dar permeabilidad a la zona.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook