16 de enero de 2019
16.01.2019
La Opinión de Murcia
Patrimonio

Recuperarán los canales, el escudo heráldico y el quijero del Molino de Oliver de Aljucer

El Ayuntamiento da un impulso al proyecto once años después de que la Junta de Hacendados lo derribara parcialmente

15.01.2019 | 21:27
Restos del Molino de Oliver, situado en la pedanía murciana de Aljucer.

El arquitecto Enrique de Andrés, de Huerta Viva, redacta el proyecto inicial.

El Molino de Oliver, un edificio histórico que formaba parte de la huerta de Murcia, podrá volver a ser disfrutado por los ciudadanos este mismo año. Ese es el objetivo del proyecto que está impulsando el Ayuntamiento de Murcia en colaboración con la Junta de Hacendados, responsable de su demolición parcial hace más de una década y que debía reparar el daño causado. Ahora, once años después, se ha presentado un proyecto inicial elaborado por el arquitecto de Huerta Viva Enrique de Andrés junto a su compañera Coral Marín, quienes ayer lo expusieron durante una reunión en el edificio Abenarabi.

Al encuentro asistieron representantes de los grupos de la oposición en el Consistorio; miembros de la junta municipal de Aljucer; la pedánea, Ainhoa Sánchez; representantes de la Junta de Hacendados y los arquitectos responsables del proyecto. La propuesta que fue presentada ayer recoge la recuperación de los canales del Molino de Oliver por los que circulaba el agua para poder moler, así como el suelo principal del edificio y la reconstrucción de la única pared que queda levantada, donde se colocará el escudo heráldico del siglo XVIII declarado BIC que fue reconstruido por Cultura, quien lo tiene custodiado.

El concejal de Urbanismo, Medio Ambiente y Huerta del Ayuntamiento de Murcia, explicó tras el encuentro a LA OPINIÓN que el proyecto se llevará a cabo de forma conjunta con los Hacendados y la junta municipal de Aljucer, una iniciativa que cuenta con un presupuesto de 150.000 euros y que prevén que salga a licitación en los próximos meses para que se ejecute a lo largo de este año 2019.

La recuperación del Molino de Oliver de Aljucer no implica sólo los restos que quedan de esta edificación sino que va un paso más allá con la adecuación de todo el entorno, haciendo un paseo peatonal y zona de descanso con una pérgola sobre los restos que sean recuperados.

En este caso, la pedánea de Aljucer apuesta por una rehabilitación más amplia del edificio histórico y que la iniciativa no se quede sólo en los canales con una pérgola superior. Al tiempo que Ainhoa Sánchez recordó al responsable de Urbanismo, Medio Ambiente y Huerta que los restos del molino se encuentran en una propiedad privada y que para cualquier actuación hay que contar con los propietarios.

El concejal socialista Enrique Ayuso, que acudió ayer a la reunión en la Concejalía, considera que «el proyecto inicial tiene un buen planteamiento» aunque apuesta por incluir algunas de las ideas aportadas en el encuentro, como la de la junta municipal de que se cierre para evitar su degradación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook