Presentan un proyecto para restaurar la iglesia de San Juan en Lorca

El proyecto, con un presupuesto de más de 2,5 millones de euros, será financiado por el Ministerio de Fomento

Vista de la iglesia San Juan desde el atrio. El proyecto contempla crear una entrada desde el mismo.

Vista de la iglesia San Juan desde el atrio. El proyecto contempla crear una entrada desde el mismo. / Daniel Navarro

Esta mañana se presentaba en el atrio de la antigua iglesia de San Juan el proyecto desarrollado para la restauración integral de este monumento, que da nombre al barrio que lo rodea. El anuncio lo realizaba Fulgencio Gil, alcalde de Lorca, quien señalaba que, una vez recuperado, el edificio será destinado a usos culturales "según determine el ayuntamiento".

El edificio, actualmente abandonado, se encuentra en el entorno de protección del Castillo, y cuenta con una perspectiva privilegiada del Valle del Guadalentín, siendo asimismo visible desde gran parte del mismo. Construida por primera vez en el siglo XV, tuvo que ser reconstruida tras el terremoto de 1647. De cruz latina, destaca su cúpula octogonal y la torre, así como el amplio atrio con el que cuenta, donde según las crónicas conservadas se reunía el concejo municipal.

San Juan iniciaba su decadencia en 1835 con el proceso de desamortización, siendo saqueada al poco de comenzar la Guerra Civil. Desde ese momento, desaparece la parroquia de San Juan. En este sentido, Gil Jódar recordaba que desde su abandono ha habido varios intentos de recuperarla, pero no se consiguió ejecutar ninguno de los proyectos. Además, resultó muy dañada tras los terremotos de 2011, habiendo que realizar intervenciones para consolidar la estructura, especialmente la torre.

Vista general de la iglesia San Juan.

Vista general de la iglesia San Juan. / Daniel Navarro

Francisco Jurado, arquitecto autor del proyecto, indicaba que el procedimiento de restauración "va a ser total". "A pesar de haber permanecido a la intemperie muchas décadas, se han mantenido muchos elementos decorativos que podrán ser contemplados en el futuro", ampliaba Jurado. En este sentido, señalaba que se va a crear un acceso desde el atrio, "ya que el vial que discurre por el lateral de la iglesia hace complicado el acceso por la puerta principal".

Según Jurado, durante la intervención se limpiarán, consolidarán y restaurarán todos los elementos de cornisas, estucados, pilastras, revestimientos y pinturas murales, "quedando remarcados por la neutralidad de los elementos de nueva construcción". El suelo será a base de un pavimento nuevo de mármol con climatización por suelo radiante, mediante conductos de agua.

Puerta principal de la iglesia San Juan.

Puerta principal de la iglesia San Juan. / Daniel Navarro

"El planteamiento es hacer una intervención similar al realizado en la ermita de San Clemente, pero dejándola lista para su uso", abundaba el arquitecto. En total, el presupuesto de las obras es de 2.582.917 euros, y será financiando por el Ministerio de Fomento, contando ya con el informe favorable de la Dirección General de Patrimonio Cultural de la Región de Murcia.

Por otro lado, cabe destacar que la estructura estará conformada por elementos de madera "con la intención de recuperar el estilo barroco original. El único elemento nuevo será el pavimento. Se pretende que se perciba la belleza de las ruinas originales", detallaba Jurado, que significaba que la cubierta será de Zinc, "ya que las formas no permitían instalar una cubierta de teja". La cúpula también será restaurada, y se incorporará un vestíbulo acristalado, que conformará la entrada principal al edificio desde el atrio.

“Era una Joya que tenía que recuperarse y existiendo el proyecto, ya no hay excusa para que no salga adelante”, finalizaba el alcalde de Lorca. A este respecto cabe destacar que San Juan es la última de las iglesias y ermitas medievales desacralizadas de los barrios altos de Lorca en la que aún no se había actuado tras las obras de emergencia acometidas debido a los daños ocasionados por los terremotos de mayo de 2011.

Fulgengio Gil contempla el proyecto junto a al arquitecto Francisco Jurado.

Fulgengio Gil contempla el proyecto junto a al arquitecto Francisco Jurado. / Daniel Navarro