Los empresarios piden en Lorca bajar las cotizaciones sociales para poder afrontar la subida del SMI

La patronal lorquina CECLOR acogía esta mañana el encuentro 'Empresabios', con la presencia de Miguel Garrido, presidente de CEIM y vicepresidente de la CEOE, y José María Albarracín, presidente de CROEM

Garrido, Albarracín y Jódar, esta mañana en CECLOR.

Garrido, Albarracín y Jódar, esta mañana en CECLOR. / Daniel Navarro

Esta mañana tenía lugar en la sede de la Confederación Comarcal de Organizaciones Empresariales de Lorca, CECLOR, el encuentro empresarial 'Entresabios', organizado dentro de los diversos actos programados por el cuadragésimo aniversario de la patronal lorquina.

Al mismo acudían decenas de empresarios y representantes del tejido asociativo del municipio para escuchar a Miguel Garrido, presidente de la Confederación Empresarial de Madrid –CEIM– y vicepresidente primero de la CEOE; y José María Albarracín, presidente de CROEM.

Durante el encuentro, se debatía acerca de la situación actual que atraviesa el país y las repercusiones de la misma para los empresarios y sus negocios. En este sentido, Garrido indicaba que en los últimos tiempos se viene produciendo un "acoso a las empresas". "En los últimos años, se ha criminalizado que las empresas obtuvieran beneficios, cuando eso es algo que es beneficioso para toda la sociedad". Del mismo modo, el vicepresidente de la CEOE señalaba que el futuro no es especialmente halagüeño: "debido a los acuerdos de investidura, se avecinan medidas aún más perjudiciales para los empresarios".

"No podemos consentir que esta situación siga adelante, tenemos que luchar y reaccionar de manera contundente", expresaba Garrido, que señalaba además el mal funcionamiento del modelo productivo actual del país: "que existan puestos sin cubrir demuestra que no funciona y debemos cambiarlo". Asimismo, reivindicaba el papel "fundamental" de las empresas para la sociedad. "Somos una parte muy importante de la sociedad y, en la medida que se tomen acciones que frenen a las empresas, se va a crear menos riqueza y empleo". En este sentido, Garrido anunciaba que desde las diversas asociaciones de empresarios ya se está trabajando para "construir un modelo que permita a las empresas seguir creciendo y creando riqueza".

Con respecto a la posible subida del Salario Mínimo Interprofesional, el presidente de CEIM reclamaba que, aunque la legislación permita al Gobierno sacar adelante el proyecto sin llegar a un acuerdo con los agentes sociales, la administración "debería tener en cuenta las repercusiones de este tipo de medidas". "Si subimos los costes, pero no la rentabilidad, podría ser muy perjudicial para las empresas. Por eso creemos que se deben bajar las cotizaciones sociales, reducir el absentismo… hay muchas medidas que pueden contener los perjuicios de la subida del SMI y ahí debemos trabajar", abundaba Garrido.

Decenas de empresarios acudían a 'Entresabios' en CECLOR.

Decenas de empresarios acudían a 'Entresabios' en CECLOR. / Daniel Navarro

Del mismo modo con respecto a la jornada laboral, señalaba el "intrusismo creciente" de la administración, "que cada vez deja menos margen a los empresarios y a las asociaciones de empresarios". "Lo que hay que analizar es que la bajada de la jornada laboral conllevaría aumentar los costes, por lo que es necesario obtener ventajas en otros campos para mantener las condiciones", expresaba Garrido, que indicaba de nuevo la bajada de las cotizaciones sociales y la reducción del absentismo como posibles "palancas" para hacer posible la reducción de la jornada laboral, reclamando a su vez que esta medida, si se lleva a cabo, se haga de manera "pactada".

Preguntado por la llegada de la Inteligencia Artificial y su incorporación al mundo empresarial, el vicepresidente de la CEOE expresaba que "ha llegado para quedarse", y animaba a las empresas a incorporarla a sus procesos productivos, puesto que "su buen uso puede ser muy beneficioso para las empresas, mejorando su competitividad y su rendimiento".

Por su parte José María Albarracín, presidente de la Confederación Regional de Organizaciones Empresariales de Murcia, destacaba el momento "dulce" de la Región a nivel asociativo especialmente a en el ámbito local, que ha permitido a CROEM representar al 95% de la "economía real de Murcia". "Eso nos da fuerza y capacidad para conseguir los objetivos que nos proponemos", manifestaba Albarracín, que señalaba que en la actualidad se encuentran trabajando junto al Gobierno regional con el objetivo de "seguir simplificando los trámites administrativos". "En el primer tercio de 2024 esperamos que esta ‘refundición’ se haya completado", indicaba el líder de los empresarios de Murcia.

Del mismo modo Juan Jódar, presidente de CECLOR, se mostraba satisfecho por la gran acogida del evento, "especialmente con los tiempos convulsos que venimos sufriendo". "Este acto nos permite poner en común nuestras necesidades e inquietudes a nivel local, regional e incluso nacional, porque las necesidades de los empresarios son las mismas en todos los ámbitos", finalizaba Jódar.