“Está toda la sandía destrozada. El granizo ha caído como si de piedras se tratara. Ha hecho polvo las matas, que las ha pelado, por lo que será complicado que rebroten. Y las que estaban ya avanzadas, con sandías de hasta tres kilos, la piedra se la ha cargado”, se lamentaba en declaraciones a La Opinión el presidente de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos de Lorca, Coag, Plácido Pérez Chuecos.

Una fuerte tormenta caía en Tercia. “En treinta minutos nos han caído 49 litros de agua. Pero lo peor ha sido la piedra. El granizo era de gran tamaño, por lo que ha arrasado con todo”, contaba mientras recorría sus campos. “Están cubiertos por cuatro dedos de hielo. Estas plantas no están preparadas para helarse en estos momentos en plena producción”, insistía.

A la espera de llevar a cabo en los próximos días un análisis más minucioso de las zonas afectadas, se atrevía a adelantar que “la sandía está liquidada al cien por cien en Marchena y Tercia, aunque también en Purias ha hecho estragos”. Literalmente, aseguraba, que “el granizo ha enterrado los cultivos. Es algo que pocas veces hemos visto en esta époa del año”.

Los que también se quedaban sorprendidos eran los conductores que a media cruzaban el Alto de Purias. “Veníamos de Puntas de Calnegre donde poco antes habíamos estado en un acto electoral. Ha comenzado a llover con mucha intensidad y a renglón seguido caía una fuerte granizada. El tamaño era considerable. Toda la carretera y el monte estaba cubierto por una capa blanca de hielo”, contaba a esta redacción el candidato a la Alcaldía del Partido Popular, Fulgencio Gil Jódar.

En el vehículo que viajaba, junto a la número dos, Rosa María Medina, se veía obligado a parar en el arcén. “Parecía que había nevado, porque todo estaba cubierto por un manto blanco. Incluso las montañas. La temperatura ha bajado de repente. Poco después, hemos podido continuar, pero seguía lloviendo intensamente”, relataba. La edil de Emergencias, Isabel Casalduero, apuntaba que se habían producido varios accidentes en la autovía Lorca-Águilas a la altura del Centro Comercial Parque Almenara y encharcamientos en la antigua carretera de Águilas. “En la entrada a Lorca desde la rotonda de Las Palmeras, en el carril bici, se han producido algunos desprendimientos de piedra a la altura de la Alfarería Lario. Por momentos, se han registrado un gran número de llamadas y avisos de emergencia que han sido atendidos por el personal del Servicio Municipal de Emergencias”.

En el casco urbano de Lorca también caía una fuerte tormenta, acompañada por abundante aparato eléctrico. En Aguaderas el granizo hacía aparición hasta alcanzar casi diez centímetros, apuntaban algunos vecinos que aseguraban que las temperaturas se habían desplomado.