La Comunidad llevará a cabo sendas obras en el ámbito de las Comunidades de Regantes del Río Alhárabe y del Río Benamor, ambas de Moratalla, por importe de más de 372.000 euros, con las que se conseguirá la minoración de los costes energéticos, en el primer caso, y la optimización de la gestión de los recursos hídricos disponibles, en el segundo, según anunció hoy el consejero de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca, Antonio Luengo, en la presentación de ambas actuaciones.

Conseguirá la minoración de los costes energéticos, en el primer caso, y la optimización de la gestión de los recursos hídricos disponibles

Luengo manifestó que el compromiso del Gobierno regional es “lograr la excelencia en la gestión del agua, un bien preciado y escaso en nuestra tierra, para lo que ponemos a disposición de los regantes, en este caso, todas las herramientas que pone a nuestro alcance la tecnología con el fin de lograr el máximo aprovechamiento de sus explotaciones agrícolas”.

En la Comunidades de Regantes del Río Alhárabe, la obra que se aborda es una instalación solar fotovoltaica para suministro del grupo de presión en el embalse ‘El Turmal’, con el propósito apuntado de reducir costes energéticos y minorar el vertido de CO2 a la atmósfera mediante el consumo de energía solar. Para ello se persigue transportar toda el agua almacenada durante la noche en la denominada captación 2 hacia la balsa por la acequia principal y, durante las horas de sol, y con energía fotovoltaica, impulsar el agua desde ‘El Turmal’ hasta la balsa de “La Alquería”, ganando 75.218 m3 de capacidad.

El presupuesto de la obra es de algo más de 182.300 euros y el plazo de ejecución de dos meses a partir de su licitación y adjudicación.

Por lo que se refiere al proyecto de conducción para la conexión de las balsas de cabecera del Benamor con la balsa de los Alderetes para optimizar la gestión de los recursos hídricos disponibles de la Comunidad de Regantes del Río Benamor, a través de la instalación de una conducción que conecte las balsas existentes en cabecera con la de los Alderetes, aumentando la capacidad de regulación de la Comunidad de Regantes y minorando las pérdidas de agua en el transporte de la misma. 

Para ello, se instalará una conducción de 1.410 metros que conecte el sifón existente con el circuito que alimenta la balsa de los Alderetes y las parcelas regables de la zona, y la conexión con canal intermedio, con la instalación de válvulas de compuerta para derivación controlada del agua, bien para regar desde la nueva conducción, bien para derivarla a la balsa de los Alderetes.

El presupuesto es de 190.000 euros y el plazo de ejecución es, como en el caso anterior, de dos meses desde la licitación y adjudicación del proyecto.

Presentación de la obras