La consejera de Empresa, Empleo, Universidades y Portavocía, Valle Miguélez, ha presidido este lunes el acto de puesta de la primera piedra de la planta fotovoltaica que la empresa Naturgy va a instalar en el municipio de Jumilla, que producirá una energía equivalente al consumo anual de casi 21.000 viviendas.

La nueva instalación, que supone una inversión de 26 millones de euros, contará con 62.466 paneles fotovoltaicos y una potencia total de 34 MW. La producción prevista por la compañía asciende a 73 GWh/año de energía, según han informado fuentes de la Comunidad en una nota de prensa.

Miguélez, que ha asistido al acto junto con la alcaldesa de Jumilla, Juana Guardiola, y el responsable de Desarrollo Negocio Iberia de Naturgy, Juan Ferrero, ha destacado que "la llegada de inversiones a la Región de Murcia, especialmente de compañías como Naturgy, que apuestan por las energías limpias y renovables, es, sin duda, algo importante y necesario".

"Con este tipo de iniciativas empresariales logramos que se desarrollen proyectos que generan empleo, y empleo de calidad, a la vez que se consigue seguir apostando por la generación de energía renovable", ha agregado la consejera.

Por su parte, la alcaldesa de Jumilla ha puesto de manifiesto que "se trata de una muy buena noticia para nuestro municipio, que con esta nueva planta, unida a las anteriores ya existentes, viene a contribuir para seguir avanzando en la transición energética, tan importante en la época de cambio climático que vivimos. Además, esta planta será creadora de empleo y generará energía limpia, que es el futuro por el que hay que apostar".

Ferrero ha resaltado que "para Naturgy, hoy es un día importante, porque incorporamos a la Región de Murcia en nuestra cartera de generación renovable de España, donde la compañía suma más de 4,4 GW de potencia instalada en operación y cuenta con una cartera de más de 1GW en construcción".

El responsable de Desarrollo Negocio Iberia de Naturgy ha indicado que estas cifras "demuestran el firme compromiso de la compañía por el incremento de la generación renovable y por ser un agente activo de la transición energética".

La entrada en operación de la planta de Jumilla permitirá desplazar el uso de otras fuentes de generación eléctrica convencional, contribuyendo a reducir la emisión de más de 46.400 las toneladas de CO2 al año, lo que equivale a retirar de la circulación 19.300 vehículos al año.

La construcción de esta planta fotovoltaica, que se ha diseñado teniendo en cuenta su adecuada integración ambiental y paisajística, permitirá la creación de cerca de 250 puestos de trabajo, tanto directos como indirectos, durante las fases de construcción, operación y mantenimiento.