Un proyecto valorado en más de cuatro millones de euros permitirá abastecer al Polígono Industrial de Cavila y a parte de las pedanías del término municipal de Caravaca de la Cruz con agua de la Mancomunidad de los Canales del Taibilla (MCT). El proceso de contratación de las obras ya está en marcha, a través de su publicación esta semana en el Boletín Oficial del Estado (BOE). 

«se trata de un gran logro, ya que se pone en marcha una reivindicación tanto del actual como de anteriores equipos de gobiernos municipales»

José Francisco García - Alcalde de Caravaca

El alcalde, José Francisco García, que ha mantenido varios encuentros y reuniones tanto con la presidenta de la MCT, Francisca Baraza, como con otros responsables de este organismo, ha destacado que “se trata de un gran logro, ya que se ha conseguido que se atienda una clara reivindicación de años tanto del actual como de anteriores equipos de gobiernos municipales”.

José Francisco García ha subrayado que “esta importante y esperada infraestructura hidráulica supone un importante apoyo para incentivar tanto el desarrollo industrial como el crecimiento poblacional y económico de las pedanías”. Además –ha añadido- “cumple otro objetivo no menos importante que es el medioambiental, puesto que va a permitir de forma drástica las extracciones de agua subterráneas de los pozos”.

El proceso de contratación de las obras ha sido publicado en el Boletín Oficial del Estado, con un plazo de ejecución de las mismas de quince meses

La Mancomunidad de Canales del Taibilla será el organismo que se haga cargo la construcción y financiación de las obras, que contarán con un plazo de ejecución de quince meses y un valor estimado de 4.364.885 euros. Además, también se ha publicado en el BOE otro anuncio para contratar al personal técnico necesario para asumir la dirección de la obra, en este caso con un presupuesto de 370.732 euros.

Esta infraestructura hidráulica es un importante apoyo para incentivar tanto el desarrollo industrial como el crecimiento poblacional de las pedanías, además de cumplir un objetivo medioambiental al poder recudirse de forma drástica las extracciones de los pozos


Las pedanías caravaqueñas han sido históricamente omitidas de los planes de abastecimiento de la Mancomunidad de Canales del Taibilla. Algo que no ha ocurrido con la mayor parte de los municipios de la Región de Murcia y con otra treintena de poblaciones de Alicante y Albacete, que sí se han beneficiado en las últimas décadas de las infraestructuras de este organismo dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Esta situación ha sido, durante años, un obstáculo para el crecimiento de muchos núcleos rurales, dependientes de los pozos de agua, así como para el desarrollo empresarial en el principal polígono del municipio.