Kiosco

La Opinión de Murcia

Social

Un lorquino restaurará la fachada y los leones del Congreso de los Diputados

La empresa de Teo Campoy Martínez, Salmer Cantería y Restauración, integra una UTE junto a la madrileña Fernández Molina, que restaurará también los patios del Palacio de las Cortes

Fachada principal del Congreso de los Diputados, en la Plaza de las Cortes, y la lateral, en la calle Fernanflor, que muestra los andamios. | L.O.

Las fachadas exteriores y patios del Palacio del Congreso de los Diputados de Madrid están siendo restauradas por una unión temporal de empresas que integran la lorquina Salmer Cantería y Restauración y Fernández Molina Obras y Servicios, de Madrid. Los lorquinos, a cuyo frente está su gerente, Teo Campoy Martínez, se encargarán de la limpieza y restauración de la piedra que incluye también los leones de la fachada principal de la carrera de San Jerónimo.

Las obras, manifestó Campoy Martínez en declaraciones a La Opinión, se iniciaron hace poco más de un mes en las fachadas traseras y laterales. «Cuando concluya el curso político se acometerá la restauración de la principal para no interferir en el trabajo de los parlamentarios», indicó.

Las fachadas de la calle Fernanflor, Floridablanca y Zorrilla han sido cubiertas por andamios y telas grafiadas con la imagen de cada una de ellas. Se trabaja también en los patios interiores del Palacio del Congreso de los Diputados.

La restauración era necesaria, reconocía Teo Campoy Martínez, que aseguraba que las fachadas presentan «fisuración en los sillares de granito, exfoliación, depósito de partículas de agentes exteriores en elementos salientes, roturas en las piezas de piedra bajo las ventanas y en las de cercado y ensuciamiento del zócalo».

Las obras de renovación continuarán en la fachada principal cuando concluya la actividad parlamentaria

decoration

Problemas estructurales, el agua, factores climatológicos e intervenciones posteriores son factores, argumentaba, que han alterado los materiales de las fachadas, aunque también la polución ha creado un velo de ensuciamiento generalizado, así como depósitos de concreciones negras en algunas superficies, producto de la contaminación ambiental. En los últimos años el nivel de polución ha disminuido por la reducción del tráfico rodado en el área perimetral del monumento.

En el pórtico se trabajará este verano cuando los diputados se vayan de vacaciones. En este lugar se encuentran, dijo el lorquino, los elementos arquitectónicos de mayor valor patrimonial desde el punto de vista artístico. «Los materiales empleados en su ejecución son la misma piedra dolomita existente en las fachadas, enriqueciéndose el conjunto con el uso de mármol de Carrara para la talla del grupo escultórico del frontón».

El lorquino Teo Campoy Martínez, con un alzado del Congreso. Pilar Wals

La protección mediante malla que actualmente cierra la superficie del frontón parece estar funcionando correctamente, lo que evita la perjudicial entrada de aves a este espacio. En cuanto a los pedestales de los leones de piedra, «únicamente añadir a los daños que muestran las fachadas unas manchas verticales de tono verdoso producto de pátinas del bronce de los leones en el arrastre del agua por la superficie pétrea», precisó.

También han restaurado los astilleros de Mendieta en Vizcaya y la fachada del Palacio Almudí

decoration

La restauración incluirá la toma de datos, pruebas previas y ensayos de laboratorio. Los trabajos se han iniciado con una limpieza general a la que seguirá el saneado de juntas y eliminación de añadidos inapropiados, tratamiento de agentes biológicos (líquenes, musgos…), eliminación de sales solubles, consolidación de material disgregado, cosido de grietas, relleno y sellado de fisuras y grietas, restitución de volúmenes y entonación cromática, además de redactarse una memoria de intervención con la descripción detallada de la metodología, materiales y resultados de la intervención.

El lorquino iniciaba sus primeros coqueteos con la piedra en 1988 como alumno de cantería de la Escuela Taller de la Concejalía de Empleo de Lorca que precisamente este año cumple su 35 aniversario. Durante largo tiempo ejerció como monitor de la especialidad de piedra, para forjarse un nombre en la restauración que le ha llevado a restaurar la fachada de la Plaza Belluga de Murcia, realizar la limpieza y consolidación de las esculturas del Real Casino de Murcia y la fachada del Palacio Almudí.

Pero también ha trabajado en la rehabilitación de la antigua sucursal del Banco de España de Vitoria y en la reja y zócalo de la verja del recinto del Panteón de la Condesa de la Vega del Pozo de Guadalajara. Entre los trabajos que guarda con especial cariño está la primera y segunda fase de la rehabilitación de los astilleros de Mendieta en Lekeitio, Vizcaya, «por tratarse de los últimos astilleros del País Vasco».

Los trabajos en el Congreso de los Diputados los está compatibilizando con los que llevan a cabo en la muralla del Castillo de Uclés, en Cuenca; y la intervención de protección y puesta en valor del yacimiento romano de Torreparedones, del siglo III, de Baena (Córdoba), entre otros. En Lorca, en breve, comenzará el montaje del claustro del antiguo convento de Santo Domingo, pero también se encargaron –tras el terremoto- de la recuperación de la fachada de la antigua Cámara Agraria y del patio del Palacio de Guevara.

La empresa está integrada por 35 trabajadores, la mayoría lorquinos, especialistas no solo en la restauración de piedra, sino también en arqueología, cantería y tapiado. Este año no habrá vacaciones, reconocía, ya que tienen que cumplir los plazos previstos. La intención es que las fachadas del Palacio del Congreso de los Diputados puedan estar restauradas para las tradicionales jornadas de puertas abiertas que se celebran cada año en diciembre con motivo del Día de la Constitución.

Compartir el artículo

stats