‘Nuestros policías y guardias civiles no se pueden quedar vendidos ante los delincuentes en plena calle por una Ley totalmente errónea, cuyo surrealismo obliga a los agentes a hacer de taxistas de los sospechosos”. Es una de las afirmaciones que ha hecho la concejal del grupo municipal popular, María Belén Pérez, durante su intervención en el Pleno para rechazar la Ley de seguridad ciudadana que pretende el Gobierno de la Nación.

 El grupo municipal popular ha presentado una moción que ha contado con el apoyo de Vox y Cs y en contra de PSOE e IU-V. De esta forma, el Ayuntamiento de Lorca se convierte en el “primero de España” en rechazar la Ley, según ha manifestado Pérez, que se ha mostrado preocupada porque los agentes quedan tan “vendidos” ante el delincuente por culpa de esta Ley que su palabra “valdrá exactamente lo mismo que la del infractor, quedando al mismo nivel.

 La edil del PP ha reclamado el apoyo de los grupos municipales mientras señalaba que estaban defendiendo lo indefendible: “una Ley que protege al delincuente y ata de pies y manos a los agentes”. Y ha añadido que “protege al delincuente y al violento, ampara al porrero y despoja de autoridad a las fuerzas del orden”.

 La portavoz de Izquierda Unida-Verdes, Gloria Martín, le ha dicho que no acuda a “trampas semánticas” y le ha recordado que esta Ley ha sido muy nombrada y destacada por medios de comunicación tan reconocidos internacionalmente como The New York Times.

Tanto el concejal de Seguridad Ciudadana, José Luis Ruiz Guillén, como el alcalde, Diego José Mateos Molina, han contestado a la edil del PP que no hiciera afirmaciones tan tajantes como las que había hecho durante su intervención. En ellas, los acusaba de no apoyar a los policías y guardias civiles. “Que no estemos a favor de su moción no quiere decir que no defendamos a nuestros agentes”, han asegurado ambos.