07 de septiembre de 2018
07.09.2018
La Opinión de Murcia
Tradición

Mula se vuelca con el 370 aniversario de la aparición del Niño del Balate

Un libro recoge la historia de Fray Pedro Jesús Botía, al que se le apareció la imagen

06.09.2018 | 19:45
Monumento de homenaje a Fray Pedro Botía en la explanada de la ermita del Niño del Balate.

La Hermandad del Niño de Mula conmemora este año el 370 aniversario de la aparición del Niño al pastor Pedro Botía quien pasaría a llamarse Fray Pedro de Jesús Botía al entrar en la orden Franciscana. Con motivo de este aniversario se ha publicado la historia de la aparición y biografía de Fray Pedro que se podrá adquirir en el Real Monasterio de La Encarnación a partir de mañana coincidiendo con la romería de bajada del Niño desde su santuario en el Balate hasta el convento de las Madres Clarisas en la ciudad de Mula.

Fue en 1648 cuando Pedro Botía tenía 15 años y el Reino de Murcia estaba siendo asolado por una epidemia de peste. El Niño se le aparecía a un afligido joven pastor vestido de Nazareno y con una Cruz en su mano derecha. No fue hasta años después cuando siendo ya fraile, Pedro Botía contaba lo que le había sucedido siendo niño.

Las Hermanas Clarisas, además, en conmemoración de este aniversario y junto con la Cofradía, van a instalar en el Altar Mayor del Monasterio de La Encarnación el cuadro de la aparición que poseen las hermanas y que actualmente se encuentra en la escalera interior del Convento para que pueda ser visto por muleños, devotos del Niño y visitantes. El cuadro es una réplica del original que se encuentra en el refectorio de las Descalzas Reales de Madrid.

La Cofradía del Niño de Mula ha presentado el informe emitido por el restaurador Mariano Spiteri sobre los daños que presenta la imagen del Niño y cuya actuación ascendería a 8.000 euros.

Durante la celebración del Cabildo anual, los miembros de la Cofradía informaron de los daños ocasionados en el santuario por el rayo que cayó en la pedanía del Niño el pasado 14 de agosto dañando seis focos del Santuario y el ordenador de las campanas y del reloj que quedó parado a las 7.13 minutos. Ambas reparaciones supondrían un gasto de 2.364 euros.

Este año, además, se ha procedido a la restauración del pendón de la Cofradía, datado del año 1940. La restauración ha sido realizada por Carmen Sánchez Manrique, ya que su dibujo se encontraba en muy mal estado. Será durante estas fiestas cuando la Hermandad del Niño presenten a todos los muleños la reliquia del Beato de Archena José Sánchez Medina, devoto de la imagen, que fue entregada en el mes de mayo por el párroco de la Iglesia de San Juan Bautista de Archena y actual vicario de la zona de Cieza-Yecla, don Alfonso Alburquerque, debido a la gran devoción que los vecinos de Archena y pueblos de la Vega Media del Segura tienen al Niño Jesús.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído