Sin duda, los modelos ‘SUV’ siguen copando las listas de matriculaciones en nuestro mercado y en todos los segmentos, pero esta moda empieza a dar muestras de fatiga y deja la puerta abierta para que las marcas más innovadoras lancen algunas alternativas. Así estamos viendo formatos que aúnan conceptos tan dispares como los todocaminos -o ‘crossovers’ y los coupés, un perfil muy atrayente que recoge lo mejor del universo SUV con aires atléticos y sin renunciar a un refinamiento que acerca el rango ‘premium’ al gran público. Tal es el caso de Peugeot, que ha resucitado con mucho acierto su denominación exitosa 408 para nombrar su nuevo modelo, que destaca por su espacio interior y un estilo que, a buen seguro, le hará destacar entre el tráfico. Como siempre, les está esperando en Peugeot Marcos Automoción, concesionario oficial de la marca en nuestra Región.

Con mucha garra

Tamaño ideal. Sus 4,69 metros de largo le acercan al modelo 508, siendo nuestro protagonista un vehículo ya de cierto tamaño sin llegar a ser aparatoso en ciudad. Gracias a su buena distancia entre ejes de 2,78 metros, goza de unas plazas traseras muy amplias y su maletero de 536 litros en la versión de gasolina y de 471 litros en los híbridos enchufables, resulta muy aprovechable. Mención especial merece su logrado puesto de mandos, tan ergonómico como nos tiene acostumbrados Peugeot. Se basa en el del nuevo 308 y llama la atención por lo digitalizado que está, con soluciones muy acertadas como la superficie alargada debajo de la pantalla del sistema multimedia -de 10 pulgadas-, que incorpora una botonera táctil cuyas funciones las puede configurar el conductor a su gusto.

Con mucha garra

Fuera hace valer un diseño muy estilizado, con el frontal donde salta a la vista una rejilla muy original y futurista acabada en el mismo color que la carrocería. La gran superficie acristalada hace un habitáculo más agradable y la zaga truncada, que recuerda a las de muchos deportivos italianos, remata un conjunto muy agraciado.

Con mucha garra

Probamos la versión de 180 CV. En esta ocasión, hemos contado con la equilibrada variante híbrida enchufable de 180 CV, denominada Plug-In Hybrid 180 e-EAT8 y nos ha encantado su refinamiento en marcha. El nivel de potencia es sobrado para cualquier conductor incluso con el coche cargado y dentro se respira la tranquilidad de las grandes berlinas alemanas -la calidad de los materiales empleados y sus ajustes nos realza esa sensación-. El sistema motriz comprende una parte térmica de gasolina con 150 CV y una eléctrica de 110 CV, alimentada por un acumulador de 12,4 kWh de capacidad bruta. Con esta cifra, el 408 híbrido enchufable de 180 CV homologa una autonomía en rango eléctrico de 63 kilómetros. Se recarga con el dispositivo de serie de 3,7 kW en unas cuatro horas –en un enchufe doméstico normal-, aunque opcionalmente puede montar un cargador de 7,4 kW con el que lo hará en menos de dos horas.

Con mucha garra

Hay que decir, que la gama se corona con la otra variante híbrida enchufable, el 408 Plug-In Hybrid 225 e-EAT8, que posee el miso sistema eléctrico de batería y motor, pero unido a un bloque de gasolina de 180 CV. Homologa las mismas cifras de rango eléctrico y tiempo de recarga. También se vende con una versión de acceso de gasolina Puretech de 130 CV y más adelante llegará la indispensable variante 100 % eléctrica denominada e-408. En todos los casos, de momento, la tracción va a las ruedas delanteras y la caja de cambios es automática de ocho relaciones -de embrague multidisco en los híbridos enchufables y convertidor de par en el modelo de acceso de 130 CV.

Tres niveles. La gama se articula en torno a los acabados Allure, Allure Pack y GT. De serie y desde el ataque al catálogo 408, encontramos elementos como climatizador doble, aviso por salida involuntaria de carril, puesta en marcha sin llave, cambio automático de luces de carretera y cruce, puesto de conducción digital con pantalla de 10 pulgadas, faros de Led, iluminación ambiental, cámara de visión trasera con sensores, ‘mirror screen’ -duplicado de pantalla del móvil a la del salpicadero- sin cable, frenado de emergencia y programador de velocidad adaptativo. El siguiente escalón Allure Pack suma llave inteligente, sensores delanteros para aparcamiento, alerta de tráfico trasero, ventanas delanteras con tratamiento acústico o reconocimiento de señales de tráfico, entre otros.

Nosotros hemos disfrutado de una unidad con el acabado tope de gama GT, al que no se le puede poner ningún ‘pero’, puesto que completaba el listado del nivel intermedio Allure Pack con elementos como la visión 3D en la pantalla de instrumentos, las ópticas matriciales de Led, la apertura del maletero sin manos, el asistente para la conducción autónoma de Nivel 2, la tapicería con detalles de Alcántara o el sistema ‘Clean Cabin’ que mejora la pureza del aire del habitáculo.

Nuestro protagonista, el Peugeot 408 PHEV de 180 CV tiene un precio de partida de 42.250 euros; el tope de gama 408 PHEV 225 CV cuesta desde 45.000 euros y la versión de acceso de 130 CV gasolina PureTech vale desde 33.350 euros.

Todos estos detalles los pueden completar en Peugeot Marcos Automoción, donde tienen unidades de prueba de este vehículo tan atractivo y sofisticado que será un nuevo éxito para la marca francesa.