Tanto desde el punto de vista tecnológico, como del diseño, los acabados o el equipamiento, el nuevo Enyaq Coupé es el nuevo “buque insignia” de la marca checa. Es el primer Skoda que rebasa la psicológica barrera de los 60.000 euros en nuestro mercado y es que, con este modelo, quieren competir abiertamente con el VW id5 e incluso con el Audi Q4 e-Tron Sportback –con los que comparte plataforma-; lo que da una idea clara del reposicionamiento de la marca.

Lejos quedan ya los Skoda espartanos, que competían por precio, y modelo a modelo, novedad a novedad y actualización tras actualización, la gama de este fabricante es ahora mucho más refinada, atractiva y competitiva.

Interior del Skoda Enyaq Coupé

Con 180, 204, 265 0 300 CV y autonomías WLTP de entre 416 y 544 km , el Skoda Enyaq Coupé está disponible entre los 53.200 € y los 64.400 € de la versión deportiva RS

Centrándonos en el nuevo Enyaq Coupé, hemos tenido la oportunidad de rodar, por el centro de Madrid, sus autovías aledañas e incluso las viradas carreteras de su sierra, con un 80X de 265 CV, tracción total y una batería de 77 kWh.

Su impactante aspecto –ojo a la paleta de atrevidos colores disponibles-, su silencio de marcha y ese tacto tan particular, con su inmediatez de respuesta, propio de los 100 % eléctricos nos han gustado mucho y, aunque está claramente orientado hacia el confort, también nos arrancó más de una sonrisa cuando lo pusimos en modo sport y, con sus 2,2 toneladas, se defendió con brillantez entre las curvas.

Como en todo vehículo de este peso, las inercias son importantes y requieren de cierto periodo de adaptación –mayoritariamente su público vendrá de coches 500 o 600 kg más ligeros-, pero en Skoda han hecho un gran trabajo de puesta a punto y se le coge muy rápido el “tranquillo”.

La marca checa afina y estiliza su SUV 100 % eléctrico añadiendo una versión más deportiva y atractiva a su gama

Rangos y rendimientos

Hablar de autonomías es siempre delicado, influyen desde temperaturas, hasta tipo de conducción, etc. y aunque homologa 520 km WLTP para la versión que probamos -80 X de 265 CV-, lo cierto es que da confianza y es por ello que le apretamos mucho en la sierra y nos acercamos a su velocidad punta –limitada a 160 km/h- en autovías y autopistas, sin reparos. Además, es capaz de cargar hasta 135 kW en CC, con lo que bastan 36 minutos para conseguir de 0 a 80 %, mientras que en CA a 11 kW tarda 7,5 horas en realizar una carga completa.

Pero hay más opciones, desde el ataque a la gama representado por la variante 60 de 180 CV y autonomía homologada que supera ligeramente los 400 km, hasta la versión RS de 300 CV y 522 km de rango, pasando por el mencionado 80 con niveles de 204 y 265 CV. Hay que decir que los Enyaq Coupé de 180 y 204 CV tienen un único motor en el eje trasero, por lo que su tracción va a ese eje, mientras que el resto montan tracción integral.

En definitiva un modelo equilibrado y atractivo que competirá con sus rivales por sus propios méritos y no por precio, que parte desde los 53.200 euros.