30 de octubre de 2020
30.10.2020
La Opinión de Murcia
Crisis del coronavirus

Europa, desbordada por la segunda ola de Covid-19

Bélgica y República Checa, con más de 1.400 casos por 100.000 habitantes, son los dos países más afectados

30.10.2020 | 08:55
Vista general del Arco del Triunfo cuando comienza el cierre nacional en Francia.

Europa se halla desbordada ante el embate de la segunda ola de la pandemia de coronavirus, que ha forzado a los gobiernos a decretar toques de queda, cierres de actividades no esenciales e incluso nuevos confinamientos que, aunque más suaves, recuerdan a la situación vivida durante la pasada primavera. "El virus circula a una velocidad que ni siquiera las predicciones más pesimistas habían previsto", ha dicho el presidente francés, Emmanuel Macron.

Francia

Segunda ola "más dura y mortífera" que la primera.

En las últimas 24 horas, se han confirmado más de 36.400 nuevos contagios y 244 víctimas mortales en todo el territorio francés, con lo que el país acumula ya 35.785 fallecimientos por la pandemia. Las hospitalizaciones también registran una tendencia al alza: más de 3.000 pacientes de coronavirus se encuentran ingresados en los servicios de reanimación. "No importa lo que hagamos; a mediados de noviembre, cerca de 9.000 pacientes estarán en las ucis, es decir, casi la totalidad de la capacidad de Francia", alertó Macron. Ni el toque de queda, ni el cierre de cafés y bares, consiguió frenar la curva. El nuevo confinamiento nacional debería cambiar la tendencia. Irene Casado Sánchez

Portugal

El Gobierno prepara nuevas medidas ante el avance del virus

Portugal se encuentra en estado de calamidad -el nivel máximo de alerta sin aprobación parlamentaria- desde el pasado 15 de octubre. Las reuniones están limitadas a un máximo de cinco personas, el uso de la mascarilla es obligatorio y la venta de alcohol está prohibida a partir de las 20 horas, salvo en las cenas en restaurantes.

El Gobierno ha convocado un Consejo de Ministros extraordinario el próximo sábado para decretar nuevas medidas ante el aumento de los contagios diarios -este jueves se registró un nuevo récord con 4.224 casos- y también de las hospitalizaciones, que ya han superado los niveles de la primera ola. Las nuevas medidas se sumarán a las limitaciones a la movilidad entre municipios que estarán en vigor entre este viernes 30 de octubre y el próximo martes 3 de noviembre, para evitar los habituales desplazamientos coincidiendo con el puente de Todos los Santos. Lucas Font

Italia

Dos semanas para decidir un cierre total

La pandemia avanza a paso agigantados en Italia. En una semana, del 21 al 27 de octubre, los muertos aumentaron el 108% y los positivos, el 89%. Los casos por 100.000 habitantes han ascendido a 359. Los expertos prevén que en una semana habrá 30.000 pacientes hospitalizados y 3.000 en las uci, lo que supone la mitad de las plazas disponibles. Las autoridades médicas afirman que desde hace tres semanas la pandemia "está fuera de control" en numerosas regiones y "si no se producen cierres inmediatos en las zonas de más riesgo, serán necesarias cuatro semanas de cierre nacional".

En 10 días el Gobierno ha aprobado tres decretos, con cierres progresivos de actividades y toque de queda hasta las 5 de la mañana en algunas ciudades; la actividad cultural presencial se ha suspendido, las escuelas de secundaria y bachillerato funcionan ya en remoto, y gimnasios, discotecas, bingos y escuelas de danza siguen cerrados desde septiembre.

El Ejecutivo se ha dado 14 días de plazo para proceder a un cierre total. Rossend Domènech

Bélgica

El doble de fallecidos en una semana

Con 5.924 pacientes hospitalizados, 993 de ellos en cuidados intensivos, Bélgica ha superado el pico de hospitalizaciones del 6 de abril (5.759 personas). Una cifra que, según los expertos, seguirá aumentando ya que el número de pacientes admitidos cada día sigue creciendo (743 en las últimas 24 horas). También la media de fallecimientos diarios se ha duplicado en una semana (de 33 a 69) –la mitad mayores de 85 años- y la tasa de positivos continua repuntando y es del 23,6% a nivel nacional, aunque actualmente no se realizan pruebas a las personas asintomáticas. La incidencia acumulada registrada a 14 días es de 1.498 casos por cada 100.000 habitantes, con lo que se sitúa en cabeza en Europa.

Esta tendencia y la falta de resultados de las restricciones ha llevado a los expertos a reclamar un segundo reconfinamiento total de la población, como en marzo pasado. A la espera de la nueva reunión del comité de concertación de este viernes, se mantienen las restricciones adoptadas en las últimas semana, con toque de queda de medianoche a 5 de la mañana en Flandes y de 10 de la noche a 6 de la mañana en Valonia y Bruselas. Silvia Martínez

Un hombre se sienta en una terraza cerrada en la Gran Plaza de Bruselas. EFE

República Checa

En la avanzadilla de la segunda ola

La República Checa, uno de los países que tuvo más éxito en contener la pandemia en la primera ola, está ahora, junto a Bélgica, en la avanzadilla de los más afectados, con 1.481 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días. De las 175.000 personas que están actualmente con un contagio activo, más de 6.600 se encuentran hospitalizadas, casi un millar en estado grave.

El pasado 13 de octubre, el Gobierno decretó el cierre inmediato de todos los colegios, bares y restaurantes hasta el 3 de noviembre con el objeto de reducir la tasa de reproducción, y este miércoles endureció las restricciones e impuso un toque de queda entre las 21 y las 5 horas. El Parlamento revisará este viernes si prolonga el actual estado de emergencia por otros 30 días.

Alemania

Objetivo: reducir al máximo la vida pública

Las cifras de nuevos contagios se mantuvieron por encima de los 16.000 en las últimas 24 en Alemania, llevando el número de casos activos por covid-19 hasta los 131.500, según el Instituto Robert Koch (RKI). Estas cifras sitúan la incidencia en 168 casos por cada 100.000 habitantes, muy por encima del límite establecido por las autoridades alemanas para evitar nuevas medidas restrictivas de la vida pública. La cifra de pacientes en unidades de cuidados intensivos sigue, sin embargo, lejos de provocar un colapso del sistema sanitario.

Angela Merkel presenta los datos de nuevas infecciones como uno de los argumentos para defender el acuerdo alcanzado este miércoles entre el gobierno federal y los 16 estado federados. A partir del próximo lunes y hasta finales de noviembre, tendrán que permanecer cerrados bares, restaurantes, teatros, cines, gimnasio y otros locales de ocio y deporte. También habrá un límite de 10 personas y dos hogares diferentes en reuniones privadas. El objetivo es reducir al máximo la vida pública. Colegios y guarderías se mantendrán, de momento, en funcionamiento.

"El invierno va a ser duro, cuatro meses largos y duros, pero acabará", ha dicho este jueves Merkel ante el Bundestag. La oposición parlamentaria es cada vez más crítica con la estrategia del Gobierno federal ante la pandemia, que hasta ahora ha tenido un apoyo mayoritario de la población, según diversas encuestas de opinión. Andreu Jerez

Reino Unido

Nivel "crítico" en Inglaterra

Presión creciente sobre el Gobierno británico para que imponga un nuevo confinamiento nacional. En Inglaterra la pandemia ha alcanzado un nivel "crítico", según un estudio del Imperial College divulgado el jueves. El número de casos se duplica cada nueve días con unas 100.000 personas contagiadas a diario. El norte sigue siendo el territorio más afectado y el que tiene las restricciones más severas, con nivel de máxima alerta, cierre de bares y cese de todas las actividades colectivas y sociales.

En Escocia, millones de residentes están sometidos también a distintos grados de restricciones, incluida la recomendación de evitar desplazamientos. En Gales, el confinamiento es casi total, con orden de permanecer en casa. Solo están abiertos servicios y tiendas imprescindibles, situación muy similar a la que se vive en Irlanda del Norte. Los fallecidos en todo el país en 24 horas han superado los 300 esta semana en dos ocasiones. Begoña Arce

Varios ciudadanos caminan por Trafalgar Square en Londres. Bloomberg

Países nórdicos

Suecia mantiene su estrategia de evitar medidas coercitivas

Suecia mantiene su particular estrategia frente al covid de evitar confinar a la población y dejar la decisión al criterio de los ciudad, a pesar de que el resultado ha sido una tasa de mortalidad y contagios mucho más elevada que sus vecinos. En esta segunda ola, las autoridades sanitarias han recomendado a los habitantes del sur del país, donde la cifra de casos nuevos aumentó la semana pasada un 70% con respecto a la semana anterior, a evitar los transportes públicos y el contacto físico con personas externas al núcleo familiar. El Gobierno estudia extender las nuevas recomendaciones a otras regiones del país.

El Gobierno de Noruega, por su parte, prohíbe desde este miércoles las reuniones sociales de más de cinco personas que no sean convivientes y ha reducido el número de personas que pueden reunirse en lugares públicos de 200 a 50 personas. Este país es uno de los menos afectados por el covid-19, con 17.909 personas contagiadas y 279 víctimas mortales desde el inicio de la pandemia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook