Talgo ha conseguido la extensión de un contrato con la operadora ferroviaria estatal danesa, DSB, para fabricar ocho trenes adicionales Intercity 230 y sus piezas de parque, por un importe de 184 millones de euros.

La española ganó el contrato inicial en febrero de 2020 para la fabricación de ocho trenes destinados a la línea entre Copenhague y la ciudad alemana de Hamburgo, cada uno con capacidad para circular a una velocidad máxima de 200 kilómetros por hora y transportar hasta 440 viajeros.

Se trataba de un acuerdo marco entre Talgo y DSB por un volumen máximo de 500 millones de euros. En 2021, ya acordaron una primera extensión de 16 coches adicionales.

Ahora, según ha informado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), DSB ha decidido ejecutar una opción disponible en el contrato, para incrementar su alcance con el suministro de composiciones adicionales y su mantenimiento.

DSB duplicará así la flota inicial con nuevas unidades que proporcionarán una mayor capacidad a la inicialmente prevista. La entrada en vigor de este pedido está sujeta a su aprobación por parte del parlamento danés.

El fabricante aseguró con la firma del acuerdo marco que este pedido contribuirá al compromiso que Dinamarca ha adquirido de recortar en un 70% sus emisiones de carbono antes de 2030.