Fútbol

El Real Murcia de Alfaro examinará su reacción ante un rival en horas bajas

El Antequera, equipo revelación de Primera RFEF, llegará a Nueva Condomina en dinámica dubitativa tras sufrir dos derrotas consecutivas

Los jugadores del Antequera, celebrando un gol en un partido de esta temporada. | IGNACIO LUQUE/LA OPINIÓN MÁLAGA

Los jugadores del Antequera, celebrando un gol en un partido de esta temporada. | IGNACIO LUQUE/LA OPINIÓN MÁLAGA / A.a.

El Real Murcia de Pablo Alfaro parece empezar a funcionar. Tras la destitución de Gustavo Munúa y la llegada del técnico maño, el conjunto grana ha regresado a la senda de la victoria, aunque para ello hayan tenido que pasar tres jornadas con dos empates y una derrota previamente. Fue el precio a pagar por una mala preparación física que había impedido al nuevo entrenador implantar su idea hasta ahora: un inicio fuerte, presión alta e intensidad en todas las acciones. Una combinación que no dio resultado hasta el encuentro frente al Recreativo de Huelva. Para confirmar su reacción, debe ganar mañana el conjunto murcianista al Antequera (20.00 horas) y dar un golpe sobre la mesa con el que situarse nuevamente cerca del play off de ascenso.

El Antequera se ha convertido en el equipo revelación del grupo 2 de Primera RFEF. Después de quince jornadas, el recién ascendido a la categoría desde Segunda RFEF sólo ha caído derrotado en cinco ocasiones, mientras que ha empatado tres veces y ha ganado un total de siete partidos. Con esos números, los de Javi Medina se han colado en la parte alta de la clasificación para codearse con los grandes, aunque se encuentran ahora en una dinámica dubitativa de la que se puede aprovechar el Real Murcia.

El conjunto andaluz comenzó el curso con mal pie. Los filiales de Atlético de Madrid y Real Madrid infligieron los dos primeros golpes de la temporada a un cuadro que chocaba con la realidad de la categoría, antesala del fútbol profesional. Contrariamente a lo que pudo acarrear esa situación, el Antequera se repuso poco a poco en medio de un endiablado calendario para plantarle cara a Recreativo y Castellón con dos empates antes de encadenar la racha que le llevó a pisar la promoción de ascenso.

Vencieron de forma consecutiva y con el mismo resultado a Sanluqueño -0 a 3- y Atlético Baleares -3 a 0- para continuar con la racha ante el Mérida -0 a 1-. El Intercity -1 a 1- con un empate y el Málaga -0 a 2- con una victoria, intentaron dinamitar el ascenso de los antequeranos, pero estos mantuvieron el nivel ganando entre tanto al Melilla -0 a 1- y continuando con otra racha de tres triunfos seguidos: Recreativo Granada -5 a 2-, San Fernando -0 a 1- y Linares -2 a 0-.

Fue hace dos semanas cuando comenzó la pequeña caída del sorprendente Antequera, de nuevo motivada por un calendario complicado. Con la quinta posición entre las manos, el Córdoba y el Algeciras lo bajaron del ‘Olimpo’ para devolverlo al mundo de los mortales y en ese contexto se mide el equipo verdiblanco al Real Murcia.

Se enfrentan, por tanto, dos dinámicas diferentes. El cuadro murcianista necesita confirmar con resultados la mejora de sensaciones que Pablo Alfaro ha instalado en la Nueva Condomina mientras que el Antequera quiere despejar las dudas que encuentra tras sus dos derrotas consecutivas.

Necesita para ganar Alfaro la mejor versión de los suyos, que no se vio contra Ceuta, Real Madrid Castilla, Intercity ni Málaga. Todos esos partidos tuvieron un denominador común: el conjunto grana fue incapaz de marcar en jugada y su saldo fue de un único tanto de penalti en cuatro partidos, cinco teniendo en cuenta la Copa. Coincidió el bajón ofensivo con la ausencia de Pedro León y coincidió también la mejora con su vuelta. Su gol al Recreativo fue el primero del equipo en jugada tras más de un mes de sequía.

Ese paso adelante en la parcela ofensiva comandado por Pedro León debe verse reforzado por la ayuda de los Rodri Ríos, Dani Vega o Iker Guarrotxena, entre otros, mientras el entrenador sigue recuperando jugadores con molestias para la causa, que no es otra que alcanzar y afianzarse en la promoción de ascenso.

Un entrenador con 29 años en el banquillo andaluz

Estudioso, trabajador, metódico y con ideas avanzadas. Así es Javi Medina, quien el próximo 31 de enero cumplirá 30 años de edad, técnico del Antequera. El sevillano, que había sido el pasado curso segundo del actual preparador del Sanluqueño Abel Segovia, que concluyó con el ascenso a Primera RFEF, cogió este verano las riendas del equipo. Formado en la cantera del Betis, tiene a sus órdenes jugadores como el veterano guardameta Kameni, que le saca diez años. Se trata de la primera experiencia de Medina como primer técnico de una plantilla profesional y es uno de los inquilinos de banquillos más jóvenes del fútbol nacional.