Fútbol

Alfaro no quiere despistes ante el Antequera

El entrenador del Real Murcia confía en poder revertir la dinámica en casa tras ganar en Huelva y avisa del peligro de su rival del domingo

Pablo Alfaro, entrenador del Real Murcia, dando instrucciones a sus jugadores.  | PRENSA REAL MURCIA

Pablo Alfaro, entrenador del Real Murcia, dando instrucciones a sus jugadores. | PRENSA REAL MURCIA / josé pablo guillén j.p.g.

El Real Murcia inició diciembre de la mejor forma posible. La victoria ante el Recreativo de Huelva (0-1) le permite seguir a rebufo del tren de cabeza en el grupo II de la Primera Federación, y refuerza la confianza en el trabajo que está realizando Pablo Alfaro desde su llegada. Después de los empates ante el Real Madrid Castilla e Intercity, y la dolorosa derrota ante el Málaga, el técnico aragonés logró su primeros tres puntos al frente de una nave murcianista que parece haber encontrado el rumbo. No obstante, es el primero en reconocer que esta victoria no es más que un paso de todos los que le quedan por dar a su plantilla para pelear por los objetivos marcados. «Somos muy conscientes de que lo que hicimos fue ganar un partido, uno de los casi 40 que tiene una liga. Hay que darle la importancia relativa que tiene, tenemos que seguir trabajando y mejorando. Ojalá sea con victorias», aseguraba ayer un Pablo Alfaro que incidió especialmente en evitar cualquier exceso de confianza este domingo ante el Antequera en Nueva Condomina (20.00 horas).

El Real Murcia recibe, en su último partido como local en 2023, al equipo revelación de su grupo tras instalarse en la parte alta de la clasificación tras su ascenso desde Segunda Federación. «El Antequera es un recién ascendido recién ascendido a la categoría, que no tiene ninguna presión y que lo está haciendo estupendamente bien con un alto porcentaje de futbolistas que vienen de Segunda Federación. Se han instalado en la parte alta de la tabla desde el principio, y con este tipo de equipos nosotros no podemos ni debemos confiarnos por haber ganado un partido», explicó el técnico grana, quien incidió en que «aunque sea un rival que tenga menos nombre, con todos los respetos, que el Málaga o el Real Madrid Castilla, nos va a plantear muchas dificultades y eso la plantilla ya lo sabe. No nos podemos despistar, si no nos empleamos al cien por cien el Antequera nos puede dar un disgusto».

El Real Murcia se despedirá de un 2023 nefasto en sus encuentros como local, algo que le lastró el pasado curso en la fase decisiva y también en el presente, con demasiados puntos perdidos en su propio estadio. Y es que los granas solo han logrado cinco victorias de los 18 partidos -ante el Antequera será el 19 y último- que ha disputado desde enero ante su público. ««Los malos resultados en casa son una realidad, y para poner soluciones a los problemas primero hay que ser conscientes de ellos. Son números muy pobres los que tenemos de local para un Real Murcia en Primera Federación. Nos tenemos que rebelar contra eso, porque lógicamente esos números no te van a llevar a ningún lado. Tenemos que cambiar la tendencia, pero en base a ser conscientes y trabajar, porque a las situaciones, tanto en el fútbol como en la vida, se les da la vuelta con esfuerzo», reconocía ante los medios Pablo Alfaro.

El técnico aragonés también hizo balance de su primer mes al frente del banquillo, y trabaja por seguir elevando el rendimiento mostrado hasta ahora por su plantel. «Es verdad que cuando te subes a un tren con velocidad de crucero no te da tiempo a nada, y en esto la experiencia te ayuda un poco. Nuestra gran virtud cuando tenemos poco tiempo es convencer a la gente de que somos capaces de mejorar el rendimiento, y veo a los jugadores por la labor. Quiero sacarlos de la zona de confort, porque el buen profesional, cuando se le exije, cuando disfruta entrenando y se va con una sensación de cansancio sana, lo valora porque después se traslada a los partidos. Nosotros queremos ser un equipo que transmita, que tenga alma, energía. Tenemos que tener vigor y fútbol, porque la categoría ya te lo exige. Si no lo tienes vas deambulando, y no queremos eso», concluyó.

Los defensas José Ruiz y Víctor Rofino, recuperados

Uno de los aspectos más importantes para encarar el partido de este domingo ante el Antequera en Nueva Condomina (20.00 horas) es que Pablo Alfaro, entrenador del Real Murcia, contará casi con la totalidad de su plantilla para preparar el encuentro. Y es que tan solo los centrocampistas Isi Gómez, por la fractura del radio de su brazo izquierdo, y Arturo Molina, por una microrotura en el aductor de la pierna izquierda, serán las únicas ausencias. De hecho, se espera que ambos puedan regresar después del parón, por lo que tampoco estarán para el encuentro ante el Castellón.

Vuelven a estar totalmente recuperados los defensas José Ruiz y Víctor Rofino. En el caso del primero volverá a competir por ocupar el lateral derecho junto a Sergio Santos, después de que Alberto González tuviera que asumir ese rol en la victoria ante el Recreativo de Huelva. Mientras que el entrenador grana tendrá a su disposición también a los centrales Víctor Rofino y Marcos Mauro, por lo que, junto a Alberto González, Álex Zalaya o el canterano Andrés López Carmona, será interesante ver la pareja en el centro de la zaga por la que apostará el técnico ante el Antequera.

Otro de los recuperados para la causa es el centrocampista Pablo Larrea, quien después de solo haber disputado diez minutos en lo que va de temporada por culpa de diversas dolencias físicas, todo apunta a que será de nuevo de la partida este domingo tras las buenas sensaciones ofrecidas en Huelva. «A Larrea al final se le subían los gemelos porque el ritmo del partido fue elevado y venía de jugar diez minutos en liga. El poder acumular efectivos te da otra riqueza y puedes plantear situaciones de partido diferentes que, por el desarrollo de la intensidad y el esfuerzo, lo requiere para hacer cambios y que te siga manteniendo el tono del equipo, y eso es muy importante», señalaba ayer Pablo Alfaro ante los medios.